Ecuador. lunes 25 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Arriaga vuelve al barrio de “Amores perros” en “El salvaje”

Guillermo Arriaga, foto periodicoenfoque.com.mx

CIUDAD DE MEXICO (AP) — En “El salvaje”, Guillermo Arriaga se adentra en una complicada historia de venganza que implica a un grupo fanáticos religiosos y dos hermanos, uno de los cuales es asesinado.


Publicidad

El autor y cineasta mexicano arranca su historia hacia finales de la década de 1960 y muestra sus repercusiones en la actualidad. Juega con los tiempos narrativos saltando del pasado lejano al más próximo y revelando detalles a los que regresa más detenidamente sin que esto afecte el suspenso o la progresión de la trama.

“Es que así pienso”, dijo Arriaga a The Associated Press. “Yo no sabía de qué se trataba la novela. No tengo un plan. Yo la voy descubriendo conforme la voy escribiendo. Tengo una ligera intuición hacia dónde va. … La novela se me revela, no la tengo tan controlada como otros escritores”.

Otro de los aspectos que caracterizan a “El salvaje” es el diseño gráfico. Sus párrafos no son monolíticos, tienen una distribución de texto y tipografías variadas.

“Estoy escribiendo un objeto que debe de tener ciertos parámetros estéticos y la tipografía también es narrativa, quiero usar la tipografía para hacer narración”, dijo.

Juan Guillermo, su protagonista, sentencia: “Tuve dos hermanos. Los dos murieron por mi culpa. Y si no fui culpable del todo, al menos sí fui responsable”. Uno de estos dos hermanos, su gemelo, murió al nacer, o como dice, llevaba muerto una semana en el cuerpo de su madre, una idea que lo persigue. El otro es Carlos, su hermano mayor por seis años, quien se involucra en el negocio de las drogas.

“Llega a la decisión de que es con el amor y la amistad en donde tiene que empeñarse realmente”, dijo Arriaga sobre Juan Guillermo. “Es una novela de esperanza en una situación bastante complicada para un adolescente”.

La novela, publicada en octubre por Alfaguara, será presentada el próximo jueves en la Biblioteca México de la capital mexicana por la periodista Lydia Cacho, el escritor Julio Patán y Arriaga. Tiene 690 páginas.

“Todos mis libros caben en este”, apuntó el autor. “Termina por ser una prolongación de otras obras semejantes como ‘Retorno 201’ y ‘Amores perros’. Es como un mismo corpus”.

La historia está basada en el mismo barrio de clase media que esas dos obras previas: la Unidad Modelo, hacia el oriente de la Ciudad de México, en la delegación Iztapalapa, una de las más violentas y pobladas de la ciudad. Ahí creció Arriaga.

“Me la pasé increíble, es un gran barrio, una gran colonia”, señaló. “Orgullosísimamente”.

En 2001, la película escrita por Arriaga y dirigida por Alejandro González Iñárritu “Amores perros” estuvo nominada al Oscar a la mejor cinta en lengua extranjera. En 2007 Arriaga fue nominado a mejor guion original por “Babel”, igualmente dirigida por González Iñárritu. Pero llevar al cine “El salvaje” no está entre sus planes.

“No, no, fue escrito como libro”, dijo Arriaga. “Ya me sucedió con ‘El búfalo de la noche’, que la película fue tan mala que el libro dejó de venderse. … El libro había vendido 30 o 40 mil ejemplares en un año, iba creciendo; sacaron la película y mató las ventas. No sé si arriesgar un libro a que hagan una mala película de él”.