Ecuador. Viernes 28 de Abril de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Recrean el restaurante ‘Los Pollos Hermanos’ de Breaking Bad

Austin (EE.UU.)(EFE).- En el mismo escenario en el que Walter White y Gus Fring sellaron, rodeados de alitas de pollo, su lucrativa pero destructiva alianza de metanfetamina, los fans de “Breaking Bad” tienen en Austin (EE.UU.) un nuevo lugar de culto en el primer restaurante de Los Pollos Hermanos que cobra vida.

“Estoy extremadamente emocionado, parece que estemos dentro de la mejor serie que he visto nunca: ‘Breaking Bad'”, exclamó a Efe Jonathan Raffle, un joven entusiasta de este fenómeno televisivo en el que White (Bryan Cranston) muta de profesor de química a narcotraficante para sufragar su tratamiento contra un cáncer terminal de pulmón y dejar a su familia en una posición acomodada.

Publicidad

En “Breaking Bad”, Los Pollos Hermanos es una cadena de restaurantes de comida rápida propiedad de Fring (Giancarlo Esposito) que sirve en realidad como tapadera para blanquear dinero de un imperio con vínculos con carteles mexicanos y que aprovecha su red de transporte para distribuir la droga por EE.UU.

Lamentablemente para los fanáticos de la serie, esta franquicia ubicada en Austin (Texas) solo estará abierta este fin de semana en el marco de la promoción de la tercera temporada de “Better Call Saul”, el spin-off de “Breaking Bad”, que llegará a las pantallas el 10 de abril de la mano de AMC.

El restaurante de Austin (Texas) es una réplica exacta de la franquicia de Albuquerque (Nuevo México) en la que Fring citó por primera vez a White en la segunda temporada de la serie y en la que se sirven algunos de los manjares que aparecen en la ficción, como las alitas de pollo, papas fritas, pollo frito, burritos o tacos.

Al entrar al local, destaca el esfuerzo invertido en cuidar hasta el último de los detalles, desde la indumentaria de los empleados a los carteles, la comida o el hilo musical, un cúmulo de circunstancias que hace que la experiencia de los visitantes sea igual a la de un cliente de “Breaking Bad”.

Para uno de sus camareros, Tyler Robinson, un actor llegado a Austin desde Salt Lake City (Utah) especialmente para la ocasión y que vio las cinco temporadas en dos fines de semana, tener la oportunidad de trabajar en Los Pollos Hermanos es “muy especial”.

“Es una serie increíble, que te engancha desde el primer capítulo y cuyos personajes son tan misteriosos que es muy difícil desengancharse del televisor una vez has empezado a verla”, aseguró en declaraciones a Efe el entusiasmado camarero, que dice estar viviendo una de las mejores experiencias de su carrera profesional.

El momento más esperado para los fanáticos de la serie se vivirá este domingo, cuando hagan acto de presencia en el restaurante el propietario de Los Pollos Hermanos, Gus Fring, que gracias al spin-off revive de su asesinato en “Breaking Bad”, y Saul Goodman (Bob Odenkirk), el mañoso abogado de White protagonista de “Better Call Saul”.

“Breaking Bad” (2008-2013) siguió a lo largo de cinco temporadas el estilo de vida criminal de Walter White, que se marca el objetivo de reunir el dinero suficiente para que su familia no sufra penurias económicas tras serle diagnosticado un cáncer terminal de pulmón.

Creada y producida por Vince Gilligan, “Breaking Bad” es una de las obras cumbre de la televisión moderna, se hizo con el Emmy y el Globo de Oro al mejor drama en sus últimas temporadas y generó un culto por parte de los fans que ahora ven en Los Pollos Hermanos de Austin su último objeto de deseo.

En “Better Call Saul” (2015-) la acción se traslada a 2002, seis años antes del comienzo de “Breaking Bad” y narra las andanzas del abogado Saul Goodman, al que aún se le conoce por Jimmy McGill, antes de trabajar para Walter White. EFE (I)

as/at/mr/eat