Ecuador. Lunes 26 de Junio de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Kevin Kline: hacer comedia “es más difícil de lo que parece”

En esta foto del 6 de septiembre del 2013, Kevin Kline posa durante el Festival Internacional de Cine de Toronto en Toronto, Canadá. Kline protagoniza en Broadway la farsa de Noel Coward de 1939 "Present Laughter", sobre un ídolo de matiné egocéntrico que atraviesa una crisis de la mediana edad. (Foto por Chris Pizzello/Invision/AP, Archivo)

NUEVA YORK (AP) — En un evento de prensa para celebrar su regreso a Broadway, Kevin Kline quiso ser más claro que el agua: no está pasando por una crisis de la mediana edad. Está INTERPRETANDO a alguien que la atraviesa.


Publicidad

“Yo ya pasé por mi crisis de la mediana edad. Estoy en mi tercera”, bromeó el actor.

Kline protagoniza “Present Laughter”, una farsa de Noel Coward de 1939 sobre un ídolo de matiné egocéntrico en medio de su propia crisis existencial. Transcurre entre batas, aventuras amorosas y pláticas ingeniosas, pero Kline dice que en realidad es trabajo duro.

“Uno de mis amigos dijo, ‘¿Noel Coward? Eso para ti será un paseo’. Pero nunca lo había hecho antes. No es tan fácil como parece”, aseguró el actor. “Se supone que debe verse fácil pero, de hecho, es como enhebrar una aguja”.

Kline, de 69 años, da vida a Garry Essendine, un astro envejecido que no puede abrir la puerta sin revisar primero su aspecto en un espejo. Está planeando un viaje a África, pero es interrumpido por una ingenua enamorada, una productora, su esposa (de la que está separada) y un dramaturgo joven y alocado. El título, que quiere decir “reír presente”, deriva de “Noche de reyes” de Shakespeare: “La alegría presente tiene el reír presente”.

Descrita por el propio dramaturgo como “una serie de pirotécnicos semiautobiográficos”, “Present Laughter” ha tenido cinco reposiciones en Broadway y se ha presentado muchas veces en Londres, protagonizada por Ian McKellen, Albert Finney, Frank Langella, Victor Garber y el propio Coward.

“Siempre había estado en mi lista de papeles porque la vi una vez y pensé, ‘qué obra tan chistosa y qué papel tan maravilloso”’, dijo Kline. “Una persona que se toma a sí misma tan terriblemente en serio, ese es un personaje gracioso”.

Kline, ganador de un Oscar y dos premios Tony, es acompañado en el escenario del St. James Theatre por Kate Burton, Kristine Nielsen y Cobie Smulders, quien hace su debut en Broadway con esta obra.

Es la primera vez que Smulders trabaja con Kline, pero la actriz dice que lo admiraba por películas como “In & Out” (“¿Es o no es?”) y “A Fish Called Wanda” (“Los enredos de Wanda”). Calificó a Kline como una fuerza dinámica y profundamente interesante en el escenario.

“Lo encuentro tan fluido”, dijo Smulders, conocida por la serie de TV “How I Met Your Mother”. ‘No sé si es su carácter físico o simplemente su modo de ser, pero puede cambiar y moverse tan rápidamente”.

El director Moritz von Stuelpnagel dijo que la obra de Coward se mantiene vigente pese a sus 78 años de antigüedad. Señaló que trata de cómo la fama y el éxito pueden cambiar a una persona y dijo que la cereza del pastel fue conseguir a Klein.

“Es muy poco lo que yo le he pedido que haga”, dijo el director. “Él trae tantas opciones y herramientas a la mesa que ha sido una exploración maravillosa. Puede hacer que lo vulgar parezca refinado y lo refinado vulgar, pero también tiene una sensibilidad en su estilo de payaso triste que ayuda a agregarle profundidad a esta obra”.

_____

Mark Kennedy está en Twitter como http://twitter.com/KennedyTwits