Ecuador. martes 26 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Iberoamérica produjo 900 filmes y logró 0,92 % de la taquilla mundial en 2016

Sin Muertos No Hay Carnaval

En 2016 se produjeron en Iberoamérica novecientas películas, lo que supone que esta región es la cuarta del mundo en volumen de producción, aunque su recaudación representa únicamente el 0,92% del total mundial, según la segunda edición del Anuario del Cine Iberoamericano.


Publicidad

Esto supone un notable aumento en la producción respecto a 2015, cuando se realizaron 791 películas, según datos del primer anuario -que no incluía Nicaragua-, lo que también representaba el 0,9% de la taquilla mundial.

En 2016 las películas extranjeras estrenadas en Iberoamérica fueron 4.515 y recaudaron 3.430 millones de dólares -el 8,89 por ciento de la taquilla mundial-, mientras que las novecientas películas producidas en la región lograron 355,6 millones con 102,6 millones de espectadores.

Una recaudación que se queda por debajo del uno por ciento a nivel mundial debido a que estas películas iberoamericanas se consumen principalmente en sus países de origen.

Esto demuestra que el principal reto del cine iberoamericano es la distribución y en ese área la irrupción del mundo digital ha abierto nuevas oportunidades y también nuevos desafíos, como resaltó el coordinador del Espacio Cultural Iberoamericano de la secretaría General Iberoamericana (SEGIB), Enrique Vargas.

“No tenemos ni idea de cómo hay que entrar pero hay que hacerlo”, afirmó Vargas.

El estudio, presentado hoy en la sede de Casa de América en Madrid, analiza la situación en veintidós países – veinte de habla hispana, más Brasil y Portugal -, que cuentan con una población de 677 millones de personas.

Las películas más vistas fueron las brasileñas “Os Dez Mandamentos – O Filme”, ópera prima de Alexandre Avancini, con 11,35 millones de espectadores, y “Minha mãe é uma peça 2”, de César Rodrígues, con 8,18 millones de espectadores.

Siguen las mexicanas “¿Qué culpa tiene el niño?”, de Gustavo Loza, con 5,98 millones, y “No manches Frida”, dirigida por el español Nacho García Velilla, con 5,20 millones, mientras que la española “Un monstruo viene a verme”, de Juan Antonio Bayona, tuvo 4,61 millones de espectadores.

Pero, como hicieron hincapié los responsables del informe -Fernando Labrada, de MRC, y Ricardo Vaca, de Barlovento- las películas no viajan y esos datos los consiguen principalmente con el estreno en sus países de origen.

Por ejemplo, la película más taquillera, “Os Dez Mandamentos – O Filme”, se estrenó en solo tres países del espacio iberoamericano, y “Un monstruo viene a verme”, únicamente en España, frente al estreno en casi todos los territorios de los títulos procedentes del extranjero.

El país con más películas propias estrenadas fue Argentina, con 208, lo que representa el 23,11 % del total de las novecientas producidas en la región; seguido de España, con 188 (20,88%), y Brasil, con 170 (18,88%).

Pero en lo referente a espectadores, fueron los brasileños los que más cine nacional consumieron, con 33,62 millones de espectadores, seguidos de los mexicanos, con 31,27 millones, y los españoles, con 16,46 millones.

Otros datos destacados en el anuario son el aumento de las coproducciones, que en 2016 fueron 206 y representaron el 22,88 por ciento de las producciones iberoamericanas, o la alta presencia de óperas primas -234, es decir un 26% del total-.

Y además de los puros datos, el informe dedica un espacio a las figuras más relevantes del cine latinoamericano en 2016.

En el apartado de dirección destaca a los argentinos Gastón Duprat y Mariano Cohn, responsables de “El ciudadano ilustre”, una de las películas más premiadas del año; al chileno Pablo Larraín, que en 2016 estrenó “Neruda”, y al brasileño Kebler Mendoça, con “Aquarius”.

Los actores más relevantes del año fueron el argentino Óscar Martínez, Copa Volpi de Venecia por “El ciudadano ilustre”, su compatriota Guillermo Francella, ganador de varios premios por “El clan”, al igual que el chileno Alfredo Castro, por “Neruda” y “El club”.

Y de actrices, la veterana Sonia Braga regresó al cine brasileño con una gran interpretación en “Aquarius”, mientras la colombiana Juana Acosta asombró con “Anna” y la española Emma Suárez lo hizo con “Julieta”.

Los países analizados son Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

El anuario ha sido elaborado por Barlovento Comunicación y MRC y cuenta con el apoyo de la Fundación Euroamérica, la Fundación Ortega-Marañón y la colaboración de Casa de América. EFE