Ecuador. miércoles 20 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

RuPaul de “Drag Race” se enfoca en el arte no en su impacto 

Michelle Visage, de izquierda a derecha, RuPaul, Delta Work y Ross Mathews llegan a la fiesta de Performers Peer Group en el hotel Montage el lunes 21 de agosto de 2017 en Beverly Hills, California. (Foto Willy Sanjuan/Invision/AP)

LOS ANGELES (AP) — El color y la energía de “RuPaul’s Drag Race” se ha vuelto inconfundible tras nueve temporadas.


Publicidad

El programa suma siete nominaciones a los Emmy, incluyendo mejor competencia de reality. Es el mayor número de nominaciones para este programa surgido de un canal poco conocido, que compite ahora contra pesos pesados como “Top Chef” y “Project Runway”.

En septiembre pasado RuPaul demostró su alcance al ganar su primer Emmy en la categoría de mejor presentador de un reality. Ahora competirá nuevamente por el premio en unas semanas.

Las nominaciones de “RuPaul’s Drag Race” a los Emmy de este año son los éxitos más recientes del reality que sigue a artistas del transformismo con personalidades vibrantes, historias conmovedoras y mucha astucia que compiten para convertirse en la próxima superestrella drag de Estados Unidos.

En los últimos meses “Drag Race” también tuvo una parodia muy celebrada en “SNL”, se mudó a VH1 y alcanzó sus mejores niveles de audiencia.

El impacto también se nota en la comunidad LGBT. Cuando su temporada está al aire los bares gay en West Hollywood están llenos a las 8 p.m. cada viernes con fiestas para ver capítulos de “Drag Race” que en muchos casos cuentan con exconcursantes como anfitriones.

Kelsey Jacobsen es una fan que suele asistir a estas fiestas en Micky’s West Hollywood. Al igual que muchos admiradores en bares gay y clubes nocturnos del país, Jacobsen asiste por un sentido de comunidad.

“Es una de las cosas más emblemáticas y gay de nuestra generación”, dijo Jacobsen. “RuPaul ha hecho mucho para apoyar el movimiento gay”.

También se ha convertido en una plataforma para la carrera de “drag queens”, hombres que se transforman en impresionantes mujeres a través del maquillaje y el vestuario. Algunas exconcursantes han tenido sus propios especiales de comedia en televisión, realizado giras internacionales y lanzado álbumes. Viceland anunció la semana pasada que transmitirá un programa de entrevistas con las exconcursantes de “Drag Race” Trixie Mattel y Katya Zamolodchikova.

A pesar de todo el revuelo cultural, RuPaul dijo en una entrevista reciente que “Drag Race” nunca ha tratado de llevar a un cambio o impartir conocimiento.

“Nuestra meta es primero que nada hacer un programa que celebra lo drag”, dijo.

La política y la historia son inherentes al contar historias de los artistas drag, generalmente historias de valor y aprendizaje sobre cómo brillar en la oscuridad, agregó.

Sin embargo no todos están de acuerdo con las historias que se cuentan. El artista drag Landon Cider no ve que la comunidad de “drag kings”, o mujeres que se transforman en hombres, aparezca en pantalla. Dijo que esto es un problema pues el programa apoya la narrativa femenina LGBT pero lo hace desde una perspectiva masculina.

“Cuando le dices al público ‘aquí está la historia de ella’ qué tal si les cuentas de la ella biológica también y no sólo de la versión masculina de ella, lo cual es otra forma de sexismo”, dijo Cider.

Cider se suele presentar junto a exconcursantes de “Drag Race” y ocasionalmente aparece en videos en internet de la compañía productora del programa World of Wonder. Sin embargo nunca ha estado en “Drag Race” a pesar de haber solicitado en tres ocasiones un lugar, de hecho ningún drag king ha concursado.

El productor ejecutivo de “Drag Race” Randy Barbato dijo que la elección del elenco depende del talento y la autenticidad.

“El crack de ‘RuPaul’s Drag Race’ es el corazón de estos concursantes que conecta con la gente”, dijo Barbato.

Cider pensaba que su problema era el talento, pero después leyó una entrevista de 2016 en “The Advocate” en la que RuPaul decía que las drag queens y los drag kings no se mezclan.

“Decir eso me hizo sentir que nos divide más en vez de unificar nuestra comunidad en la que hemos trabajado por tantos años”, dijo Cider sobre los comentarios de RuPaul.

RuPaul señala que hay una distinción importante entre ambos grupos.

“Lo drag es muy matizado en su expresión de rebelión contra la cultura dominada por los hombres”, dijo. “Que los chicos denuncien la masculinidad es un verdadero acto de rebelión”.

Al explicar las intenciones de su programa, RuPaul suele hacer referencia a la comedia de la década de 1970 “Good Times”. Las críticas sobre el retrato estereotípico de las familias negras en el programa llevó a la creación de otro programa igualmente influyente: “The Jeffersons”.

“Nuestro programa no busca representar a todos”, dijo RuPaul. “‘Good Times’ no busca representar a toda la gente negra”.

La ganadora de la novena temporada y activista LGBT Sasha Velour dijo que no es justo esperar que el reality encarne toda la agenda del activismo. Dijo que es como un curso introductorio al arte drag, no un documento histórico.

“‘Drag Race’ muestra a gente que se destaca por su rareza, su diferencia, su extrañeza o sus pelucas gigantes, su maquillaje grotesco y su moda exagerada”, dijo.

La controversia sobre la representación no es nueva para “Drag Race”. El programa fue criticado en 2014 por un minireto titulado “Female or She-male”, el cual usaba un término peyorativo para los hombres transgénero.

La modelo y exconcursante Carmen Carrera criticó el segmento como transfóbico en el momento. Compitió en la tercera temporada como hombre y subsecuentemente reveló su identidad como transgénero tras grabar la temporada.

Ahora le alegra que el programa ha retirado cualquier lenguaje controvertido y ha comenzado a adoptar concursantes transgénero. La concursante de la novena temporada Peppermint es la primera abiertamente transgénero.

“Lo drag siempre ha sido un espacio abierto en el que cualquiera dentro de la comunidad LGBT puede expresar su creatividad”, dijo Carrera. “Así debería permanecer”.

Fenton Bailey, uno de los productores ejecutivos del reality que dirige World of Wonder con Barbato, dijo que era importante que “Drag Race” adoptara los cambios en el lenguaje y las sensibilidades.

“Se cree erróneamente que una peluca y unos tacones no tienen peso o una intención detrás”, dijo Bailey.

Los blogueros de moda y cultura pop Tom Fitzgerald y Lorenzo Marquez, conocidos como Tom y Lorenzo, han cubierto “Drag Race” desde su estreno en 2009. Lo han visto pasar de ser un programa de subcultura a tener todo un regimiento de fans, incluyendo chicas adolescentes que quieren saber todo de rumores de posibles concursantes a la postura política de los participantes en las redes sociales.

Fitzgerald acuñó gran parte del éxito de RuPaul como anfitrión a sus más de 30 años como celebridad. Dijo que recordaba ver a RuPaul con Kurt Cobain en los Premios MTV a los Videos Musicales de 1993, cautivado por la estatura de RuPaul.

“Política y culturalmente la comunidad gay no ha tenido una sola voz que la dirija”, dijo. “Probablemente es bueno que este hombre negro de más de dos metros (7 pies) sea la voz de la comunidad LGBT ahora”.

En cuanto a RuPaul, dice que no quiere ser un líder, en vez de esto sugiere que los individuos deben buscar entre ellos para encontrar un héroe.

“Nuestra meta únicamente es divertirnos y celebrar lo drag”, dijo. “Lo que pase después no es mi maldito asunto”.

___

(F)