Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Bruno Mars encantó a los quiteños

Bruno Mars en Quito. Foto tomada del Twitter de @silviacarpy

La ansiada espera de meses terminó la noche del sábado pasado en Quito. Los miles de fans del cantante estadounidense Bruno Mars, aglomerados en el estadio Olímpico Atahualpa, bailaban y gritaban al ritmo de sus canciones ‘Treasure’, ‘Locked Out of Heaven’ y ‘24K Magic’.


Publicidad

Una mezcla de luces, alta tecnología y juegos pirotécnicos integró el show junto a la música del famoso intérprete, así como las iniciativas de los fans que no faltaron. Como las hermanas Johanna y Jennifer Rodríguez, de Cuenca, quienes elaboraron un cartel con la frase: “I am Amazing, just the way I’am”, que alude  a la canción ‘Just the way you are’.

La familia Christiansen, de Guayaquil, conformada por cuatro primos, asistió al concierto con máscaras de mono, en referencia al video ‘The Lazy Song’. El show fue encendido  por la banda  DNCE, liderada por Joe Jonas  (ex Jonas Brother), que  sorprendió por su estilo, mezcla de funk pop y rock.  Entre los temas del cuarteto destacaron ‘Cake by the Ocean’ y ‘Kissing Strangers’.

Joe Jonas con la bandera ecuaatoriana.

Luego de varios minutos de espera apareció Mars   para interpretar ‘24K_Magic’, en donde se desplegaron impresionantes juegos pirotécnicos y sus fanáticas comenzaron a cantar sus temas.  Como Karla Peñafiel, de Quito. “Hay que expresar la alegría al máximo en un concierto, si no ¿para qué vienes”, afirmó mientras bailaba.

Lo dijo porque la situación era diferente en los primeros puestos frente al escenario,  en donde los asistentes estaban relajados, mientras la euforia estaba desatada en el resto de las localidades del estadio.   Mars, vestido con atuendo deportivo, bailaba cada canción con pasos de coreografía con los integrantes de la banda The Hooligans. También se dio tiempo para tocar la guitarra eléctrica, como en la canción rítmica ‘Marry you’, en la que incluso hizo un dueto de primas con el guitarrista.

Y así, luego de un despliegue de energía en el escenario, Mars le dio un “receso” a sus músicos para interpretar ‘When I was your man’, uno de los temas más coreados. En la oscuridad del estadio solo se observaban las luces de los teléfonos celulares  que generaban una conexión íntima con la audiencia. La fuerza volvió a surgir con ‘Locked Out of Heaven’ (2012),  con el estribillo melódico conocido: “Ohh yeah, yeah, oh yeah, yeah”, mientras no dejaba de danzar para sus fans que enloquecían en el estadio. Otro de los temas más esperados fue ‘Just the way you are’ y que lo dedicó “al público presente”.

Luego presentó a los músicos que lo acompañan en su periplo. Mars se despedía así del público, que aún no salía de su asombro, y comenzó a pedir una más.  El cantante regresó de manera entusiasmada para culminar la fiesta con ‘Uptown Funk’, en la que todos se pusieron a cantar y despidieron a Bruno Mars en su primera vez en el país con su ‘24K_World Tour Magic’, que hizo honor a su nombre.

  • Con reportes de Diario El Telégrafo