Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“El nuevo Pavarotti” muere en Italia

El tenor Salvatore Licitra, conocido en Italia como “el nuevo Pavarotti” por su voz potente y sus actuaciones llenas de fuerza murió el lunes tras pasar nueve días en coma luego de sufrir un accidente de motocicleta en Sicilia. Tenía 43 años.


Publicidad

El Hospital Garibaldi de Catania anunció su deceso y dijo que Licitra nunca recuperó la consciencia tras sufrir heridas graves en la cabeza y el pecho por el incidente ocurrido el 27 de agosto. Los médicos dijeron que Licitra chocó contra una pared cerca del pueblo de Ragusa, al parecer por haber sufrido una interrupción del flujo sanguíneo al cerebro mientras conducía.

El hospital dijo que la familia de Licitra estuvo de acuerdo en donar sus órganos.

“Esto es devastador. Salvatore era un gran cantante, pero también era un tipo realmente adorable, siempre estaba listo para reír y de buen humor”, escribió a The Associated Press la soprano Deborah Voigt, quien solía acompañarlo en el escenario.

“Su muerte en la cúspide de su carrera duele mucho”, señaló la ópera de La Scala al anunciar el deceso del tenor.

Licitra actuó por primera vez en el reconocido foro de Milán en la temporada 1998-1999 con el maestro Riccardo Muti en “La Forza del Destino” de Verdi, agregó La Scala.

Pero fue con la Opera Metropolitana de Nueva York que Licitra, nacido en Suiza de padres sicilianos, obtuvo notoriedad a nivel mundial. En 2002 en una presentación de gala de “Tosca” de Puccini substituyó a Luciano Pavarotti, logrando una gran ovación por sus dos arias, lo que le llevó hasta las lágrimas al recibir el reconocimiento del público.

No es de extrañar que la televisión estatal italiana dijera, al anunciar su muerte, que Licitra era considerado el heredero de “Pavarotti.

Durante su carrera Licitra también se presentó en la Opera Estatal de Viena, en la Opera Bayerische Staatsoper de Munich, en la Opera Real de Londres, en la Opera de la Bastilla de París, y en la Opera Lirica de Chicago, entre otros tantos escenarios prestigiosos.