Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La blogera de moda Tavi Gevinson lanza su propia revista digital

 Se hizo famosa con su blog Style Rookie a los 11 años. Desde ahí ha sido invitada a la primera fila de los desfiles de moda de casas de alta costura como Dior, The New Yorker le hizo un reportaje y ella ha realizado artículas para revistas tan conocidas como Harper’s Bazaar.


Publicidad

Ahora Tavi Gevinson, de 15 años, lanzó Rookie Mag, una revista virtual de moda para adolescentes. La oficina es su casa en Chicago.

Según El País cuando se anunció que Gevinson planeaba dar el salto a una publicación se dijo que sería de la mano de Jane Pratt. La antigua editora de la emblemática cabecera Sassy acaba de estrenar un nuevo portal femenino –xoJane– y planeaba unirse a Gevinson en la creación de una revista juvenil. Finalmente, Pratt no está involucrada en Rookie Mag, aunque aparece acreditada como su “hada madrina”. Gevinson -asesorada por su padre, un antiguo profesor, y un equipo en el que figuran colaboradores de The New York Times– mantiene la autoría del proyecto.

Cada mes, Rookie Mag elige un tema sobre el que se publican tres artículos diarios. Escritos por Gevinson, sus variopintos colaboradores o, incluso, por espontáneos participantes. El ritmo de las entregas está condicionado por el horario escolar: uno aparece después del colegio; otro, antes de la cena y el último, “a la hora que consultas Facebook desde la cama”. Después de todo, Gevinson, como sus lectoras, todavía está en el instituto.

“Muchas páginas web se basan en actualizar cada media hora y acaban siendo de relleno”, afirma Gevinson en New York Magazine. “Rookie es mi respuesta. Solo tenemos tres entradas y están planificadas con un mes de antelación. Eso me gusta. En reuniones con editoriales y publicistas, es como si todos quisieran engañar a la gente para que lean sus páginas. Si el contenido es bueno, lo leerán”. Fieles a esa declaración de principios, los primeros contenidos de la revista se alejan de la actualidad para tratar el tema elegido -los inicios- con textos y fotografías que transmiten una mezcla de nostalgia y excitación, de consejo y evocación.

La fascinación que esta adolescente siente por la cultura juvenil de los años noventa es el germen de este proyecto. Todo empezó cuando fantaseó en su blog con resucitar la revistaSassy que cerró en 1996, el año en que ella nacía. El resultado bebe de su estética y de la forma en que allí se trataban la música independiente, la moda o el sexo, pero tiene su propia personalidad. Entre sus primeras entradas, los recuerdos del primer día en el colegio de Jack Black, una reflexión de Gevinson sobre el odio entre chicas o un consultorio en el que se responde a por qué el sexo vende. “Hay asuntos universales entre las chicas adolescentes”, argumenta Gevinson. “No me refiero a las fiestas de pijamas, sino a cosas como cuando te das cuenta por primera vez de la que gente repara en tu cuerpo. Es una experiencia extraña”.

En su revista, el placer y el dolor de la adolescencia están tratados con una sensibilidad e inteligencia que escasea en otras publicaciones.