Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Demi Moore concluye tratamiento por abuso de substancias

Los Ángeles (EE.UU.),  (EFE).- La actriz estadounidense Demi Moore concluyó un tratamiento tras haber sido ingresada en enero en un hospital por “abuso de sustancias”, informó hoy la edición digital de la revista People.


Publicidad

Fuentes de la publicación aseguran que la intérprete de 49 años abandonó el centro donde recibía asistencia médica.

“Terminó el tratamiento a finales de febrero”, afirmó una fuente de la revista.

“Ahora podría buscar terapia por su cuenta”, añadió otra fuente, pero de momento Moore ha optado por irse de vacaciones unos días para “escapar de la realidad”.

People sostiene que Moore ha buscado la ayuda del popular gurú espiritual Deepak Chopra.

A la actriz no se le ha vuelto a ver en público desde el suceso que protagonizó a finales de enero.

Una llamada a emergencias desde la residencia de Moore reveló el estado convulso y “casi inconsciente” en el que se encontraba la intérprete justo antes de que fuera ingresada.

La protagonista de “Ghost” y “A Few Good Men” sufría convulsiones y estaba “hirviendo” tras haber inhalado una sustancia desconocida, según se describía en la grabación.

“Ha fumado algo. No es marihuana, pero es similar. Es parecido al incienso”, dijo la persona que realizó la llamada, que posteriormente se describió como una amiga de Moore.

“Apenas está consciente. Está con convulsiones. Está temblando y con convulsiones. Y está hirviendo”, añadió en alusión a la temperatura corporal de la actriz.

Durante la llamada la amiga de Moore explicó que la afectada “ha sufrido problemas últimamente” y que por eso no sabía con seguridad “qué ha estado tomando”.

El representante de Moore aseguró en un comunicado que el problema de la actriz era el “cansancio”.

Los representantes de Moore nunca confirmaron si la actriz llegó a estar en tratamiento, si bien el portal E! Online informó la semana pasada que la actriz había abandonado la clínica de rehabilitación Cirque Lodge, en Utah.

Se trata del mismo lugar adonde han acudido en los últimos años personalidades como Lindsay Lohan, Eva Mendes o Kirsten Dunst para afrontar distintos problemas personales. EFE

mg/mv/cpy

Sitio web imagen: Miami (EE.UU.), 2 mar (EFE).- Más de medio centenar de galerías participan desde mañana y hasta el próximo lunes en Arteaméricas de Miami Beach, la feria de arte latino más importante del mundo, que en esta décima edición tiene a Argentina como país invitado.

“Estamos orgullosos de cumplir diez años preservando el objetivo de la feria: traer lo mejor del arte latinoamericano y del Caribe” siempre con la voluntad de “crecer y evolucionar”, dijo a Efe Dora Valdés-Fauli, directora de Arteaméricas.

A lo largo de estos años de existencia, la feria ha desarrollado una doble línea de actuación básica: por un lado, respaldar a los artistas emergentes, difundir su obra, y cuidar la vocación latinoamericana con la que nació y “traer a los grandes maestros”.

Uno de los ejes principales de la feria lo constituyen la quincena de galerías argentinas que concurren a la feria, además una veintena de artistas de este país radicados en Miami.

En la oferta de esas galerías hay obras de maestros argentinos tan fundamentales como el pintor, grabador y escultor Antonio Seguí (Córdoba, 1934), afincado en París; o el pintor autodidacta Xul Solar (Buenos Aires, 1887-1963), cuya obra se sumerge en la fantasía y recuerda el arte primitivo rupestre.

Otro artista destacado cuya obra puede verse en Arteaméricas es el venezolano Carlos Cruz-Díez (Caracas, 1923), precursor del movimiento cinético, del que se presenta una instalación a la entrada del recinto ferial, el Centro de Convenciones de Miami Beach.

El programa de este año incluye varias secciones nuevas, como Fotoaméricas, una exhibición de fotografías en la que participan profesionales como el estadounidense Ray Boucher o el cubano Willy Castellanos.

Una iniciativa que repite es “West Encounter East”, que vuelve con una nueva incursión en la herencia y las tradiciones orientales, japonesas, esta vez en los creadores latino-asiáticos brasileños, como Cristina Sá y Takashi Fuskushima.

Las excelentes ventas registradas en la pasada edición reflejan el claro auge del arte latinoamericano, su capacidad, explicó Valdés-Fauli, de atraer a coleccionistas con “ánimo de invertir en arte”.

Los organizadores esperan que más de 20.000 personas pasen por Arteaméricas y se registre de nuevo un buen nivel de adquisiciones, ya que todas las obras expuestas están a la venta y los precios van desde 2.000 a un millón de dólares. EFE

emi/cs/ar

Sitio web imagen: Miami (EE.UU.), 2 mar (EFE).- Más de medio centenar de galerías participan desde mañana y hasta el próximo lunes en Arteaméricas de Miami Beach, la feria de arte latino más importante del mundo, que en esta décima edición tiene a Argentina como país invitado.

“Estamos orgullosos de cumplir diez años preservando el objetivo de la feria: traer lo mejor del arte latinoamericano y del Caribe” siempre con la voluntad de “crecer y evolucionar”, dijo a Efe Dora Valdés-Fauli, directora de Arteaméricas.

A lo largo de estos años de existencia, la feria ha desarrollado una doble línea de actuación básica: por un lado, respaldar a los artistas emergentes, difundir su obra, y cuidar la vocación latinoamericana con la que nació y “traer a los grandes maestros”.

Uno de los ejes principales de la feria lo constituyen la quincena de galerías argentinas que concurren a la feria, además una veintena de artistas de este país radicados en Miami.

En la oferta de esas galerías hay obras de maestros argentinos tan fundamentales como el pintor, grabador y escultor Antonio Seguí (Córdoba, 1934), afincado en París; o el pintor autodidacta Xul Solar (Buenos Aires, 1887-1963), cuya obra se sumerge en la fantasía y recuerda el arte primitivo rupestre.

Otro artista destacado cuya obra puede verse en Arteaméricas es el venezolano Carlos Cruz-Díez (Caracas, 1923), precursor del movimiento cinético, del que se presenta una instalación a la entrada del recinto ferial, el Centro de Convenciones de Miami Beach.

El programa de este año incluye varias secciones nuevas, como Fotoaméricas, una exhibición de fotografías en la que participan profesionales como el estadounidense Ray Boucher o el cubano Willy Castellanos.

Una iniciativa que repite es “West Encounter East”, que vuelve con una nueva incursión en la herencia y las tradiciones orientales, japonesas, esta vez en los creadores latino-asiáticos brasileños, como Cristina Sá y Takashi Fuskushima.

Las excelentes ventas registradas en la pasada edición reflejan el claro auge del arte latinoamericano, su capacidad, explicó Valdés-Fauli, de atraer a coleccionistas con “ánimo de invertir en arte”.

Los organizadores esperan que más de 20.000 personas pasen por Arteaméricas y se registre de nuevo un buen nivel de adquisiciones, ya que todas las obras expuestas están a la venta y los precios van desde 2.000 a un millón de dólares. EFE

emi/cs/ar

Sitio web imagen: http://top10gossips.com/