Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Dos años de cárcel para un actor de la saga Harry Potter

El actor británico Jamie Waylett, que ejerció de matón en seis películas de la saga “Harry Potter”, fue condenado hoy a dos años de cárcel por su comportamiento violento durante los disturbios de Londres del pasado verano.


Publicidad

Waylett, de 22 años, fue declarado culpable de formar parte de una banda de al menos cuatro personas que tomaron las calles de un barrio de Londres el pasado 8 de agosto, la tercera noche de los disturbios que se extendieron por la capital británica y otras ciudades inglesas.

El actor, que se presentó en el tribunal con la cabeza afeitada y perilla, fue sin embargo absuelto del intento de destruir una propiedad privada con un cóctel molotov con el que se le vio durante los incidentes.

El condenado, que interpreta a Vincent Crabbe en la saga Potter, se encontraba en arresto domiciliario desde el 29 de septiembre y ya se había declarado culpable de haber robado durante los disturbios una botella de champán de un supermercado.

El jurado empleó tres y horas y media para llegar al veredicto de culpabilidad en el tribunal de Wood Green Crown, en el norte de Londres.

Waylett dio vida en la pantalla en seis ocasiones, entre 2001 y 2009, al personaje Vincent Crabbe, un malvado compañero de escuela del mago Harry Potter.

El corpulento actor ya fue detenido en 2009, cuando tenía 20 años, por tener plantas de marihuana en casa de su madre, en el noroeste de Londres.

En aquella ocasión, el actor fue castigado con 120 horas de trabajos para la comunidad.

Los disturbios callejeros del pasado verano se originaron en Londres el 6 de agosto tras una protesta en un barrio deprimido de la capital por la muerte a manos de la Policía de un joven negro y se extendieron durante cuatro días más por varias ciudades de Inglaterra.

Alrededor de 2.000 personas fueron detenidas por sus enfrentamientos contra la policía, además de saqueos a comercios, incendios y agresiones. EFE