Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Aplazan para noviembre el juicio contra Paulina Rubio

MIAMI (AP)Paulina Rubio se salió con la suya. Una jueza de Miami aceptó este jueves el pedido de la cantante mexicana y aplazó más de dos meses, hasta el 13 de noviembre, el juicio que enfrenta por incumplimiento de contrato en Colombia.


Publicidad

El inicio del juicio estaba previsto para el 20 de agosto. Con la decisión de la jueza Abby Cynamon, Rubio gana tiempo para preparar mejor su caso por no haberse presentado en agosto del 2010 a un concierto en la localidad colombiana de Tunja.

El juicio se iniciará el martes 13 de noviembre“, anunció la magistrada tras escuchar el pedido formulado por el abogado de Rubio, Omar Ortega, y los alegatos de oposición de los demandantes.

La jueza indicó que el juicio podría durar unos seis o siete días, especialmente porque llegarán a Miami testigos de Colombia.

Rubio fue demandada en noviembre del 2010 por CMG Entertainment, una corporación con sede en Miami; el Fondo Mixto de Cultura de Boyacá y la Corporación Cultural Viva la Música.

El concierto en el que debía presentarse era parte del Festival Internacional de Cultura de Boyacá.

De acuerdo con los demandantes, Rubio incumplió un contrato que había sido firmado con antelación. Piden una indemnización de un millón de dólares por daños y perjuicios correspondientes a los gastos de organización del concierto, además de intereses y costos legales.

La defensa de la artista sostiene que ella no pudo arribar al espectáculo por problemas con el transporte aéreo a Tunja y no por falta de interés en el concierto.

Alegan que aunque los organizadores del evento se habían comprometido a proporcionar una avioneta para el traslado de la artista, ellos mismos tuvieron que contratar la aeronave para llegar al concierto y que no los dejaron aterrizar en Tunja, aparentemente por inconvenientes climáticos.

Los demandantes, sin embargo, aseveran que el contrato estipulaba que Rubio viajaría en avión desde Medellín hasta Bogotá, y desde allí recorrería en automóvil unos 130 kilómetros hacia el noreste hasta llegar a Tunja, donde no hay un aeropuerto comercial.

En una oportunidad anterior la jueza Cynamon se negó a cambiar la fecha del juicio. Sin embargo, lo aplazó de julio a agosto debido a que estaba atendiendo otro juicio que le llevó más tiempo del que había previsto. Y ahora aceptó el pedido de Rubio y fijó el inicio para la primera fecha disponible que tenía en su calendario judicial, en noviembre.

Ortega explicó que Rubio no podría asistir al juicio a finales de agosto porque tiene previsto viajar a México para grabar una serie televisiva hasta comienzos de septiembre.

“Tendríamos una serie de problemas logísticos, incluidos una semana con feriados” en septiembre, le explicó Ortega a la jueza. “Incluso si mi cliente regresara al fin de las grabaciones (en México) necesitaríamos tiempo para prepararnos”, indicó.

El abogado de los demandantes, Richard Wolfe, por su parte, criticó el pedido de Rubio y dijo que sus clientes estaban preparados para que el juicio comenzara en agosto.

En declaraciones a la prensa tras la audiencia dijo que confiaba en ganar el caso.

“No es un caso difícil. Ella debía presentarse (en el concierto) y no lo hizo. Nuestro caso es simple”, manifestó Wolfe.

Aunque hasta ahora se han negado a hacerlo, las partes aún podrían sellar un acuerdo para evitar ir a juicio; en el calendario hay varias audiencias programadas antes de su inicio.

Este no es el único caso de Rubio que se ventila en tribunales. La estrella mexicana enfrenta también una demanda de divorcio de su esposo Nicolás Vallejo Nájera y este año perdió una demanda en España contra varios medios de comunicación que insinuaron que era lesbiana.