Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

2013, El año de Guillermo del Toro

Guillermo del Toro. Foto de Archivo, La República.

Los Ángeles, 8 ene (EFE).- El mexicano Guillermo del Toro despierta en 2013 de una pesadilla de cinco años alejado de la primera línea del cine, un mal sueño del que resurge a lo grande, convencido de haber crecido profesionalmente, pero fiel a su esencia tenebrosa.


Publicidad

Quien sorprendiera en 2006 con “El laberinto del fauno”, película que ganó tres de los seis Óscar a los optaba, se reunió con Efe en Los Ángeles para hablar de sus nuevos proyectos en un año que se le presenta trepidante y arranca el 18 de enero con el estreno en EE.UU. de “Mamá”.

El filme compagina elementos clásicos del género de terror con el característico gusto de Del Toro por los monstruos con sentimientos hasta tornar una historia de miedo en una fábula de cuento con un final liberador.

“Mamá” podría pasar por una cinta del mexicano, aunque fue el hispano-argentino Andrés Muschietti junto con su hermana Bárbara quienes dieron con una idea que luego cocinaron entre todos.

Muschietti ejerció de realizador y Del Toro de productor ejecutivo, aunque tuvo un papel omnipresente.

“Fue casi tan intenso como dirigir con la diferencia de que el último arbitraje creativo quedaba en manos de Andy (Andrés). Ha sido la colaboración de productor con director más estrecha que he tenido en mi vida”, explicó Del Toro.

Jessica Chastain (“The Help”), una de las actrices de moda en Hollywood, y Nikolaj Coster-Waldau, el retorcido Jaime Lannister de “Game of Thrones”, protagonizan este largometraje sobre una pareja que adopta unas niñas que, tras quedar abandonadas a su suerte en el bosque, sobreviven gracias al cariño de un atormentado fantasma.

“Mamá” será el adelanto del descomunal retorno de Del Toro a la dirección con “Pacific Rim”, cuyo debut está fijado para el 12 de julio en EE.UU., y que supondrá un antes y un después en la carrera del cineasta que no estrenaba como realizador desde “Hellboy II: The Golden Army” (2008).

Un lustro de producciones en la sombra, proyectos frustrados y reciclaje profesional que ha tenido un feliz desenlace.

“Como director fue doloroso”, confesó Del Toro, quien durante ese tiempo no estuvo de brazos cruzados -produjo cuatro filmes y coescribió tres libros y cuatro guiones- pero que vio cómo sus grandes apuestas, la adaptación de “At the Mountains of Madness”, y “The Hobbit”, quedaban en dique seco por problemas ajenos a su control.

“The Hobbit” finalmente salió adelante con Peter Jackson al frente, un filme que el mexicano no vio hasta que se estrenó en los cines, y “At the Mountains of Madness” pasó a ser una de las dos espinas clavadas en la carrera de Del Toro junto con “The Left Hand Of Darkness”, su versión de “Count Of Monte Cristo”.

Esas historias están las primeras en el cajón de proyectos pendientes del mexicano, según reconoció a Efe.

“Me encantaría hacer cualquiera de las dos en cualquier momento, las otras simplemente las produciría, pero no las dirigiría”, aseguró Del Toro que para 2013 ya tiene su agenda “saturada”.

“Viene un año muy productivo, tengo cuatro proyectos consecutivos. El lanzamiento de ‘Pacific Rim’, el rodaje de ‘Pinocchio’, el rodaje del piloto de ‘Nocturna’ (‘The Srain’) para Fox y el inicio de preproducción de ‘Crimson Peak'”, indicó.

Guillermo del Toro vuelve así con ganas a la dirección y dispuesto a demostrar que ha expandido sus límites creativos durante su ausencia.

“A riesgo de sonar un poco enloquecido, agradezco todos esos años de preproducción en esas películas (‘The Hobbit’ y “At the Mountains of Madness’) y el tiempo de aprendizaje y capacitación que tuve en Dreamworks Animation porque todo eso fue muy útil en ‘Pacific Rim’, la película que más he disfrutado rodando”, apuntó.

El imaginativo Del Toro admitió que desde 2008 ha adquirido “soltura logística y fiscal”, lo que le permitió resolver la gigantesca “Pacific Rim” antes de plazo y dentro del presupuesto, lo que selló su idilio con Legendary Pictures, estudio en el que declaró haber encontrado su “lugar en el mundo”. EFE