Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Benedicto XVI ha dormido bien, está sereno y dedica la jornada a rezar

Ciudad del Vaticano, 1 mar (EFE).- Benedicto XVI ha dormido bien, está sereno y distendido, anoche tras la cena paseó por el palacio de Castel Gandolfo y hoy a las siete de la mañana (06.00 gmt) ofició una misa en la capilla del apartamento que ocupa en esa villa pontificia desde que ayer dejó de ser papa.


Publicidad

Así lo señaló hoy el portavoz vaticano, Federico Lombardi, tras hablar esta mañana con el secretario del papa y Prefecto de la Casa Pontificia, Georg Ganswein, que acompaña al papa emérito en la residencia de verano ubicada a una treintena de kilómetros al sur de Roma.

Benedicto XVI que dejó de ser papa a las ocho de la tarde de ayer (19.00 gmt) vio anoche también algunos programas de televisión, que recogían sus últimas horas como pontífice, y destacó el trabajo realizado por los medios.

Hoy tiene previsto dedicar unas horas a la reflexión y el rezo, a leer libros y a rezar el rosario a las cuatro de la tarde mientras pasea por los jardines de Castel Gandolfo.

Benedicto XVI se ha llevado numerosos libros a Castel Gandolfo, especialmente de teología, espiritualidad e historia.

Entre los libros se encuentra “Estética teológica”, del teólogo Hans Urs von Balthasar.

Hans Urs von Balthasar fue designado cardenal por Juan Pablo II en 1988, pero no pudo posesionarse, ya que el teólogo falleció dos días antes de recibir el capelo cardenalicio.

En los días pasados, Benedicto XVI, según contó Ganswein a Lombardi, tocó el piano en el apartamento vaticano, señal de que su estado de ánimo está sereno.

No se descarta que en fechas próximas reanude su costumbre de tocar el piano por la noche, tras la cena.

También dedicará estos días a leer los miles de mensajes que ha recibido, muchos de ellos de personas sencillas, que le expresan -dijo Lombardi- todo su cariño y cercanía. EFE