Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Tereshkova sueña con Marte al 50 aniversario de su vuelo espacial

Moscú, 7 jun (EFE).- La primera cosmonauta de la historia, la rusa Valentina Tereshkova, expresó hoy su deseo de volar a Marte, aunque sea un viaje sólo de ida, en vísperas del 50 aniversario de su vuelo a bordo del “Vostok 6”.


Publicidad

“(Marte) Es mi planeta favorito. Lo más probable es que los primeros vuelos a Marte sean sólo de ida, esa es mi opinión. Yo estoy dispuesta, pero lamentablemente esto no ocurrirá pronto”, dijo Tereshkova, citada por las agencias locales.

Tereshkova, de 76 años, recordó que, tras convertirse el 16 de junio de 1963 en la primera mujer en volar al espacio exterior, trabajó junto a otros científicos en el estudio de Marte.

“Por supuesto, esto es un sueño, viajar a Marte y ver si allí hubo vida ¿Y si hubo, por qué ya no la hay? ¿Qué catástrofe tuvo lugar en ese planeta?”, se preguntó.

Al respecto, Serguéi Krikaliov, jefe del centro de preparación de cosmonautas, descartó que se vaya a enviar una nave al planeta rojo con un billete sólo de ida, y precisó que, según la ya aprobada estrategia espacial, el primer destino será la Luna y no Marte.

Por otra parte, Tereshkova se mostró contraria al vuelo de turistas a la Estación Espacial Internacional (EEI), práctica que se reanudará en 2015 con el viaje de la cantante británica Sarah Brightman.

“En la actual etapa al cosmos deben volar los especialistas, ya que parece que se han hecho muchos vuelos y llevamos más de 50 años de cosmonáutica, pero aún queda mucho por estudiar”, señaló.

Y agregó: “Pero si son especialistas y pueden aportar algo al trabajo a bordo de una nave espacial, pues, adelante”.

A su vez, reconoció que debido a un cúmulo de catástrofes y fracasos muchas mujeres soviéticas no pudieron viajar al espacio.

“El sueño de (el padre de la cosmonáutica soviética) Serguéi Koroliov era lanzar una tripulación femenina y comenzamos la instrucción. Pero, lamentablemente, él se fue. Vino otra persona con otros puntos de vista. Ocurrió la tragedia de Komarov”, apuntó.

En su segundo vuelo al espacio en abril de 1967 a bordo del “Soyuz-1”, el cosmonauta soviético Vladímir Komarov murió al regresar a la Tierra, debido al mal funcionamiento de los paracaídas.

“Por eso, el vuelo de una expedición femenina fue aplazado. Entonces, decidieron que el dinero que se dedica al mantenimiento del grupo no estaba justificado, por eso el grupo fue disuelto”, señaló.

Según Tereshkova, esa fue también la razón por la cual otra cosmonauta soviética, Svetlana Savítskaya, no voló al espacio hasta 1982.

Por su parte, Krikaliov aseguró que desde un principio las mujeres estuvieron entre las candidatas a volar al espacio, aunque el porcentaje era de una mujer por cada seis hombres.

“No hay ninguna prohibición o preferencia. Las mujeres siguen viniendo, aunque hay más hombres”, señaló.

En 1994, Yelena Kondakova se convirtió en la primera rusa en la etapa postsoviética en viajar al espacio, en concreto, a la estación MIR.

Según la agencia espacial rusa, Roscosmos, el próximo año volará una nueva cosmonauta rusa, Yelena Serova. EFE