Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El presidente de México dice estar “muy bien” tras cirugía

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, dijo este jueves estar “muy bien” tras la “exitosa” cirugía que le fue practicada ayer para retirarle un nódulo en la tiroides, aunque confesó que pasó una “noche algo difícil”.


Publicidad

En una entrevista con la emisora Radio Fórmula, la primera tras la operación, el mandatario señaló que ha estado “muy alentado” por las expresiones de solidaridad que ha recibido en las últimas horas y dijo estar deseoso de regresar a sus actividades públicas.

Aunque debe guardar reposo al menos hasta el domingo, precisó que la convalecencia no le ha impedido tomar decisiones a través de varias vías, entre ellas el “teléfono rojo” que tiene en el Hospital Central Militar donde se encuentra internado.

Además comentó que en el hospital lo han visitado los secretarios de Gobernación (Interior), Miguel Ángel Osorio Chong, y de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray.

Tengo que mantener en esta etapa un reposo pero eso no me inhabilita para estar pendiente de lo que está ocurriendo (en el país) y hacer las llamadas correspondientes“, aseveró.

El gobernante, cuya voz no resultó afectada por la cirugía practicada en la base del cuello donde está alojada la glándula tiroides, confió en que mañana le puedan dar el alta en el nosocomio.

Después seguirán dos días más “con algún reposo” en la residencia presidencial de Los Pinos, para el próximo lunes 5 de agosto regresar a las actividades públicas, comentó.

Sobre la primera noche tras la operación comentó que fue “algo difícil” porque le costó trabajo conciliar el sueño.

“No descansé mucho”, admitió Peña Nieto, quien dijo haber estado muy bien acompañado por su esposa, Angélica Rivera, y sus hijos, y atendido por las enfermeras y médicos.

El presidente descartó por ahora que vaya a tomarse unas vacaciones ya que hay una “actividad muy intensa” para materializar los proyectos de reformas estructurales del país.

Adelantó que tiene planeado presentar la próxima semana su iniciativa de reforma energética, que definirá el futuro de la empresa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

Precisó que el proyecto dejará en claro cuál es su propuesta para elevar la productividad, la competitividad del sector y “asegurar energía barata para los usuarios del país”.

El conservador Partido Acción Nacional (PAN) y el izquierdista de la Revolución Democrática (PRD) ya presentaron sus propias iniciativas en la materia, aunque el Gobierno ha dicho que buscará que el proyecto definitivo surja del consenso del Pacto por México, un acuerdo suscrito por Peña Nieto y las principales agrupaciones políticas.

Peña Nieto señaló que en las próximas semanas presentará también la propuesta de reforma fiscal y defendió la vigencia del Pacto, suscrito por el Gobierno y los principales partidos del país el 2 de diciembre pasado, para sacar adelante las reformas estructurales que aún están pendientes.

Aunque admitió que el Pacto por México, que desde el 2 de diciembre pasado mantiene aliados a PRI-PAN-PRD y al Ejecutivo, ha vivido “algunos momentos difíciles” por el reciente proceso electoral celebrado en 14 estados, Peña Nieto dijo que “está vigente” y hay voluntad de las fuerzas políticas para mantener el clima de entendimiento y sacar adelante los cambios que requiere el país. EFE