Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“La Niñera” revela que fue violada “a punta de pistola”

NUEVA YORK (AP) — Fran Drescher le dio recientemente un vuelco a su vida: tiene una nueva mascota, un nuevo amor y un nuevo trabajo… en Broadway.

NUEVA YORK (AP) — Fran Drescher le dio recientemente un vuelco a su vida: tiene una nueva mascota, un nuevo amor y un nuevo trabajo… en Broadway.


Publicidad

La otrora estrella de “La niñera” debuta el martes en la Meca del teatro como la malvada madrastra de la Cenicienta en “Rodgers & Hammerstein’s Cinderella”, un paso que sabe que la aleja de su elemento.

“La gente siempre debe presionarse a sentir maripositas en el estómago, a ponerse nerviosa, a aprender algo nuevo”, dijo la actriz de 56 años.

Drescher asumirá el papel de la ganadora del Tony Harriet Harris el martes por la noche para un compromiso de 10 semanas, hasta el 13 de abril, en el Broadway Theatre. La Cenicienta también cambiará, de la nominada al Tony Laura Osnes a la cantante pop canadiense de “Call Me Maybe” Carly Rae Jepsen.

“Los canadienses son gente tan dulce, ¿no? No tienen filo”, bromeó Drescher con su famosa voz nasal antes de pasar todo un día de pruebas de vestuario, coreografía y ensayos. Su teléfono casi explota con emocionantes mensajes de texto y correos electrónicos de amigos sobre su nueva aventura en el teatro.

Podrá estar nerviosa, pero Drescher — una sobreviviente de cáncer uterino — lo pone en perspectiva.

“Soy víctima de un crimen violento: me violaron a punta de pistola. Soy una sobreviviente de cáncer. Atravesé un divorcio muy doloroso. La vida te da golpes. Nadie sale ileso de este planeta. Pero, como dicen, lo que no nos mata nos hace más fuertes”, expresó. “Nadie se va a morir si me equivoco en una línea. Haré lo mejor que pueda, lo daré todo y lo haré con gran amor y pasión”.

Drescher en Broadway no debe ser un concepto inusual: como nativa de Nueva York, sus padres la llevaron a menudo al teatro y recuerda que “Godspell” le cambió la vida. Le gusta ver tantos espectáculos como puede; vio “August: Osage County” tres veces y “Jersey Boys” dos.

Debutó en el teatro en The Pasadena Playhouse en la obra “Rug Merchants of Chaos” de Ronald Ribman. También actuó en “Some Girl(s)” y “The Exonerated” de Neil LaBute y en “Love, Loss, and What I Wore” de Nora Ephron, en el circuito off-Broadway. Además estuvo en la producción de 2008 de “Camelot” en el Lincoln Center con la Filarmónica de Nueva York.

Su amor por las tablas incluso se incluyó en su más famoso trabajo, la serie televisiva “La niñera”. Ella y el creador del show decidieron hacer de su jefe, el Sr. Sheffield, un productor de teatro. “Quisimos apoyar a Broadway”, dijo. “Si íbamos a plantar a (la niñera) Miss Fine en Nueva York, de algún modo Broadway debía estar entrelazado”.

El tradicional cuento de hadas en el que está a punto de adentrarse recibió un giro de Douglas Carter Beane, quien convirtió el musical en un cuento encantador e ingenioso, actualizado para una nueva generación.

Drescher promete adueñarse del papel, inspirándose en Cruella De Vil de “Los 101 dálmatas” y Miranda Priestly de “El diablo viste de Prada.”

“Mi versión de la madrastra malvada va a ser muy ensimismada, muy segura, muy diva, muy glamorosa y muy hermosa”, dijo.

El productor ganador del Tony Robyn Goodman quedó impresionado con lo que ha visto de Drescher.

“Le va a dar sensualidad y un humor diferente a todo lo demás en el escenario”, dijo Goodman. “Me hace reír. Simplemente me hace reír”.