Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La duquesa de Cambridge visita centro militar y descifra un mensaje en Morse

La duquesa de Cambridge logró este miércoles descifrar un mensaje en Morse durante la reapertura del centro militar de Bletchley Park, en el que los británicos interpretaban los códigos nazis y donde su abuela trabajó en los años cuarenta.


Publicidad

La famosa instalación, a las afueras de Londres, se inauguró hoy tras una reforma de dos años de 8 millones de libras (10 millones de euros) impulsada por el Heritage Lottery Fund (HLF), fundación que preserva el patrimonio cultural del Reino Unido con dinero recaudado a través de las ventas de lotería.

La restauración ha devuelto al edificio el aspecto que tenía durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), al tiempo que lo ha ampliado con nuevas instalaciones para los visitantes.

La abuela paterna de Catalina, Valerie Glasborow, y su hermana gemela, Mary, trabajaban como administrativas en la base y se encargaban de elegir las estaciones de radio interceptadas que podían contener mensajes interesantes y que el equipo de matemáticos, criptógrafos, jugadores de ajedrez y hasta expertos en “bridge” debía escuchar.

Durante su visita de hoy, la esposa del príncipe Guillermo de Inglaterra, de 32 años, recorrió el lugar de trabajo de su abuela y probó con éxito a descifrar un mensaje.

Se sentó en una mesa con unos auriculares y, después de girar el dial en varias ocasiones, consiguió interceptar el mensaje y descifrar el código Morse en el que estaba enviado.

“Es un gran honor recibir a la duquesa de Cambridge y mostrarle el lugar en el que trabajó su abuela, especialmente ahora que edificios frágiles como el 6 han sido restaurados para crear un tributo permanente y adecuado a los miles de hombres y mujeres que ayudaron a acortar la guerra”, afirmó Iain Standen, consejero delegado de HLF.

La base de Bretchley Park, que albergaba el Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno (GCHO, centro de escuchas), fue un lugar clave durante la guerra para los aliados pues los británicos construyeron allí la computadora Colossus.

Esa computadora fue la única que consiguió romper los códigos de la máquina alemana Enigma, un artilugio de aspecto similar a una máquina de escribir clásica, creada por el ingeniero alemán Arthur Scherbius y utilizada por los nazis para codificar mensajes durante la guerra. EFE