Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Muere la fundadora de la agencia de modelos Ford

NUEVA YORK (AP) — La fundadora de una agencia de modelos Eileen Ford, quien moldeó los estándares de belleza de una generación y lanzó las carreras de Candice Bergen, Lauren Hutton, Jane Fonda y muchas otras, falleció. Tenía 92 años.


Publicidad

Ford murió el miércoles, según Arielle Baran, una vocera de Derris & Co., que maneja las relaciones públicas de Ford. En un comunicado, la agencia Ford la llamó “un ícono de la industria y una pionera … Estamos increíblemente orgullosos y agradecidos de su espíritu revolucionario y los valores que inculcó en Ford Models”.

Ford era conocida por su dureza y su gran ojo para el talento. Exigió el más elevado nivel de profesionalismo de sus modelos, a quienes puso a dieta estricta, y despidió a aquellas que salían de fiesta hasta altas horas de la noche. Su disciplina llevó a su agencia a la cima en su campo e hizo millonarios a Ford y su esposo Jerry, quien estaba a cargo de los negocios de la compañía.

“Creo que nuestro éxito se debió a la energía de Eileen y a su aspereza y, hasta cierto punto, a su comodidad con la confrontación”, dijo Jerry Ford a USA Today en 1997. “Una adivina le dijo una vez que si no era una agente debería serlo, porque todas las estrellas apuntaban en ese sentido. Siempre le gustó decirle a la gente qué hacer”.

La típica modelo de Ford era alta, flaca, a menudo rubia, con ojos bastante separados y el cuello largo. Eileen Ford era conocida por decirle a las aspirantes de menos de 1,70 metros (5 pies con 7 pulgadas) que renunciaran a su sueño.

El estilo de Ford cambió muy poco con los años, y estableció un estándar para la industria. La altura y delgadez siguen siendo primordiales, aunque Ford era desdeñosa del look de “chica esquelética”— tipificado por la modelo británica Kate Moss — popular a principios de los años 90.

Ford sostenía que el carisma de una modelo era tan importante como su físico, y se jactaba de ser capaz de detectar personalidades exitosas.

“Son algo engreídas … Van a ser buenas y una simplemente puede percibirlo”, le dijo a la revista Life en 1970. “Veo a chicas que sé con absoluta certeza que serán estrellas del modelaje en cuestión de semanas, y siempre lo son”.