Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Exagente de la CIA que inspiró la película “Argo” tiene parkinson

El antiguo agente de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA) Tony Méndez, que lideró la operación que inspiró la película “Argo“, padece parkinson, publicó este martes The Washington Post.


Publicidad

“Argo” (2012), dirigida y protagonizada por Ben Affleck, que interpreta a Méndez, narra la historia real de la operación de rescate de seis funcionarios de la Embajada estadounidense en 1980 durante la crisis de los rehenes en Irán.

Méndez, artista, autor de tres libros y quien orquestó la operación, se convirtió en una celebridad tras la película y ha mantenido con discreción su enfermedad.

No obstante, decidió hablar públicamente en un simposio de la fundación Focused Ultrasound Foundation, una organización que ayuda a buscar tratamientos contra la enfermedad de parkinson, en el que estuvo acompañado de su esposa Jonna, también exagente de la CIA.

La intención de los Méndez es que la fama de Tony ayude a captar la atención del público en favor de nuevos tratamientos.

“Si podemos llenar una sala para que un grupo de gente escuche, tanto si es sobre ‘Argo’, como si es sobre ‘así es como lidiamos con el parkinson…’, entonces esta es como su última misión”, señaló su esposa en declaraciones recogidas por el diario.

Jonna reconoce que el antiguo espía “tuvo problemas para aceptar el diagnóstico”, que coincidió con el inicio de su popularidad por el estreno de “Argo”, tras la que recibió invitaciones para dar conferencias por todo el mundo.

El pasado verano, Méndez se sometió a una intervención de Estimulación Cerebral Profunda, una operación quirúrgica para implantar un electrodo en el cerebro y un estimulador en el pecho que emiten pequeños impulsos eléctricos para bloquear los síntomas.

El parkinson es un trastorno que afecta las neuronas en una parte del cerebro que controla los movimientos musculares, cuyo origen se desconoce, y produce temblor en las extremidades, rigidez y problemas de equilibrio y coordinación. EFE