Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El nieto de Hemingway alienta a Obama a acercarse a Cuba

Foto por: site.adital.com.br

Washington, 18 nov (EFE).- Uno de los nietos del premio Nobel de Literatura estadounidense Ernest Hemingway, John, se ha puesto al frente de una iniciativa para incrementar la cooperación científica con Cuba que busca presionar al Gobierno de Barack Obama para que abra más la mano y facilite este tipo de intercambios con la isla.


Publicidad

“Es importante que se restablezcan las relaciones diplomáticas. Me da igual que lo haga un presidente republicano o demócrata”, dijo Hemingway en una rueda de prensa en Washington, en la que aseguró que después de más de 50 años de ruptura “estos dos países necesitan reconocerse de una vez y hacer cosas de una manera normal”.

Hemingway se ha sumado a una campaña liderada por Latin America Working Group en la que participan científicos estadounidenses y cubanos que reclaman un acercamiento en el intercambio en el campo de las Ciencias Marinas, en el que Cuba tiene amplia experiencia, y que puede ser un primer paso para encauzar las relaciones.

El nieto del autor estadounidense, que visitó recientemente la isla junto con su hermano Patrick con motivo del 60 aniversario del Premio Nobel que ganó su abuelo, destacó el “potencial” de Cuba, que “está siendo ignorado por EE.UU.”, y aseguró que “ellos quieren un cambio, pero se necesitan dos para bailar tango”.

Encontrar los puntos en común en asuntos de interés para ambos países es clave, según este grupo de científicos, que asegura que a los arrecifes de coral, los tiburones y los manatíes que se mueven en las aguas que separan ambos países “no les importan las visas”.

“Creemos firmemente que hay más asuntos de unión entre Estados Unidos y Cuba que las cosas que nos dividen” dijo, por su parte, Jeffrey Boutwell, del Latin America Working Group, quien acompañó a Hemingway y aseguró que medio siglo de “políticas fallidas” han sido “totalmente contraproducentes”.

“Nos gustaría usar estas cuestiones específicas en las que podemos trabajar en materia de conservación del Océano para promover las relaciones EE.UU.-Cuba en una era totalmente nueva”, aseguró en el encuentro, en el que también participaron Dan Whittle del Environmental Defense Fund y Jorge Angulo, del Centro de Investigación Marina de la Universidad de La Habana.

El biólogo cubano aseguró que el sector marino en Cuba está “abierto a compartir información, ideas, gente” con Estados Unidos y aunque ya ha habido algún intercambio destacó que aumentarlo “realmente merece la pena”.

En este sentido, recordaron el interés del propio secretario de Estado estadounidense, John Kerry, en el cuidado de los océanos, con la cumbre que celebró este verano, en la que también participaron representantes cubanos, lo que demuestra que “podemos sentarnos juntos, ya lo hemos hecho para otros aspectos y estamos convencidos de que la ciencia marina es importante para los dos”.

Los científicos citaron como ejemplo reciente de cooperación internacional los esfuerzos en la lucha contra la epidemia de ébola, “una cuestión que, como los recursos marinos, no conoce fronteras, requiere una respuesta global”.

El grupo considera que Obama, haciendo uso de su poder ejecutivo, podría tomar medidas -sin necesidad de que sean aprobadas por el Congreso- como emitir licencias de viaje generales para aquellas categorías que pueden visitar la isla con permisos específicos.

Los científicos también abogan porque Washington saque a Cuba de la lista de los Estados promotores del terrorismo y alivie algunas de las restricciones del embargo.

Ambos gobiernos ya colaboran en misiones de búsqueda y rescate e interdicción de drogas, pero creen que se podría ampliar a otras áreas como la investigación científica con agencias como la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

La petición se produce cuando está a punto de cumplirse el quinto aniversario de la detención del contratista estadounidense Alan Gross, condenado a 15 años de prisión en Cuba, que es considerado por los analistas políticos como uno de los principales escollos para avanzar en la relación.

Además, es un momento complicado en Washington, cuando se espera que el mandatario anuncie medidas ejecutivas en materia migratoria, ante la falta de acuerdo en el Congreso para lograr una reforma migratoria integral, una decisión que no comparte la mayoría de la oposición republicana.

No obstante, para Boutwell se trata del “momento adecuado” para tomar ambas medidas puesto que a Obama le quedan dos años de mandato y a su juicio “no está gastando capital político, sino que está construyendo un legado”. EFE