Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La francesa Laetitia Casta se desnuda para la revista “Lui”

Fotograma de la portada de la revista Lui.

La modelo y actriz francesa Laetitia Casta se ha desnudado en un reportaje fotográfico que publica esta semana la revista gala “Lui” y responde a algunas preguntas del periodista y escritor Frédéric Beigbeder.


Publicidad

Tras haber llevado a sus portadas a musas como Léa Seydoux o Gisèle Bündchen, la cabecera que reflotó el escritor y periodista Beigbeder lleva a su doble número especial de Navidad a Laetitia Casta, que a sus 36 años aparece en la portada vestida solo con unas medias negras hasta la rodilla y tacones rojos.

Casta, cuyo busto sirvió en 1999 de modelo para Marianne, símbolo alegórico de la República Francesa, aparece de perfil, dejando entrever las nalgas y cubriéndose púdicamente el pecho.

La actriz que dio vida a Brigite Bardot en “Serge Gainsbourg, vie héroïque”, de Joann Sfar, o a Falbalá en “Astérix y Obélix contre Cesar”, de Claude Zidi, se muestra en una postura muy similar a la de la también icónica actriz francesa Marion Cotillard, que hace unos días posó en cueros para la revista rusa “SNC”.

En páginas interiores, el fotorreportaje que realizó en Nueva York el fotógrafo Mario Sorrenti exhibe a la modelo, en color y en blanco y negro, en varias instantáneas muy sugerentes, fumando en camisa sobre un sofá, cubierta solo con un chubasquero en una silla o con un vestido de encaje.

Casta, descubierta por un fotógrafo en una playa corsa cuando tenía 15 años, explica en una entrevista que acompaña al reportaje y que firma Beigbeder que su temprana incursión en el mundo de la moda no le privó de una adolescencia normal y que le permitió vivir “cosas formidables”.

“Siempre he hecho desnudos. Tengo una relación con el cuerpo muy particular. Para mí es como la danza. Si tomamos una estatua, por ejemplo, puede ser extremadamente hermosa. Si fuéramos desnudos por la calle iría muy bien”, comenta la modelo.

En la entrevista, Casta explica que prefiere que los hombres no se rasuren sus partes íntimas salvo en el caso de los deportistas y por “necesidad técnica” pero confiesa que, en lo que respecta a su propio cuerpo, no se decanta por un estilo de depilación en particular.

Beigbeder que pilota una revista dirigida a un público masculino, pregunta a la modelo por diversos temas pero incide en cuestiones eróticas y sensuales.

“¿Si acepto ser dominada? Si tengo ganas, sí. A partir del momento en el que me dejen elegir, es posible”, confiesa Casta.

Y preguntada sobre si su reconocida belleza intimida a los hombres, la modelo responde con una metáfora sobre un Formula Uno y señala que las posibilidades de morir al volante de uno de esos bólidos no son mayores que pilotando “un coche normal”. EFE