Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Mohamed Alí mejora de una “leve” neumonía, según su hija

Mohamed Alí en un acto en enero de 2012. ROSS FRANKLIN | AP

Laila Alí, la hija del legendario Mohamed Alí, confirmó a través de las redes sociales que su padre ha superado la crisis de salud que sufrió por una leve neumonía por lo que fue internado en un hospital de Louisville.


Publicidad

De acuerdo a Laila Alí, que como su padre también fue boxeadora, la evolución clínica del cuadro de neumonía que presentó sigue un proceso de evolución positiva desde el primer momento que fue internado.

La mejoría progresiva que está teniendo Alí puede permitir que la próxima semana el más grande del mundo del boxeo pueda ser dado de alta del hospital, donde se encuentra internado desde el pasado 21 de diciembre.

La detección temprana de la dolencia que sufría Alí y el haberlo internado inmediatamente ha permitido que la recuperación del excampeón del mundo de los pesos pesados sea positiva y no haya tenido ningún tipo de complicación.

De acuerdo con Laila, su padre, que cumplirá 73 años el próximo 17 de enero, se encuentra estable y sin que haya sufrido ningún tipo de retroceso en el proceso de recuperación.

“He estado recibiendo un buen número de preguntas sobre cómo se encontraba la condición de salud de mi padre y cómo evolucionaba, a lo que tengo que decir que ha sido muy positiva”, destacó Laila, excampeona del mundo, a través de las redes sociales. “Gracias por todos sus pensamientos y buenos deseos. Sepan que él está muy bendecido y ha evolucionado como se esperaba”.

Laila dijo que su padre siempre ha reaccionado de forma positiva a las pequeñas crisis de salud que ha sufrido, mientras desde hace años sufre la enfermedad del Parkinson, que no le ha impedido aparecer en público en determinados eventos sociales y deportivos.

Su última aparición pública se dio el pasado septiembre, cuando asistió a una ceremonia en Louisville, su ciudad natal, para la entrega de los premios humanitarios que llevan su nombre. EFE