Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Kristen Stewart tras “Crepúsculo”

Foto: kubety.com/

NUEVA YORK (AP) — En “Nubes de María” (“The Clouds of Sils Maria”), del director francés Olivier Assayas, la fama de Kristen Stewart se ha invertido y los paparazzi pasan de largo frente a ella.

Interpreta a la eficiente asistente de una famosa actriz europea a la que da vida Juliette Binoche. Al leer las noticias en los tabloides sobre una joven estrella de Hollywood (interpretada por Chloe Grace Moretz), dice con desdén: “Son noticias de farándula, son diversión”. Cuando revisa posibles papeles para su jefa, la exactriz de “Crepúsculo” dice que una película tiene hombres lobo “por alguna razón”.

“Tuve que controlar seriamente la alegría que estaba explotando en mi cara cuando decía esos diálogos”, dijo Stewart en una entrevista con The Associated Press. “No creo que la película se trate sólo de eso, no es un comentario sobre la naturaleza loca de este medio en Estados Unidos, especialmente. Pero si alguien sabe de eso soy yo”.

Stewart, de 24 años, no parece estar escapando de su pasado como ídolo de los adolescentes, que de hecho parece que ya superó hace mucho, sino que ahora lo voltea a ver haciendo un guiño. “Nubes de María” (“Sils Maria”) se estrena en Estados Unidos el 10 de abril y es parte de toda una serie de películas que ha hecho Stewart a gran velocidad.

“Me estoy divirtiendo más que nunca”, dijo Stewart.”Estas películas pasan así (chasca los dedos). Hicimos ‘Camp X-Ray’ en 20 días. Es mejor cuando es más rápido”.

Kristen recibe premio César. Foto: widih.org

Kristen recibe premio César. Foto: widih.org

El ritmo frenético contrasta con las pesadas exigencias de una serie de cinco películas como “Twilight”. Ahora hace principalmente películas independientes y los papeles, como en “Nubes de María”, suelen ser de reparto o parte de un elenco más completo. Interpretó a la hija de Julianne Moore en “Still Alice” y a una guardia de Guantánamo en “Camp X-Ray”. Terminó un romance de ciencia ficción (“Equals”), un thriller (“American Ultra”) y el drama de un robo en Nueva York (“Anesthesia”). Ha estado filmando la adaptación de Kelly Reichardt a los cuentos de Maile Meloy y será una de las coprotagonistas de la próxima película de Woody Allen.

“Como hay pocas expectativas para cualquiera de esas películas, no hay momentos que la gente haya leído en un libro y representen lo más importante en sus vidas, realmente me dejo ir”, dijo comparando su papel en “Crepúsculo”.

Agregó que se ha hecho “mucho mejor en confiar en mi misma y no pensar que necesitas usar esos nervios e inercia loca para convencer a todos en el plató de que eres legítima”.

El trabajo de Stewart post “Crepúsculo” revela (o quizá recuerda) que su naturaleza es menos la de una megaestrella y más la de una actriz con inclinaciones al naturalismo, el instinto y la curiosidad. Básicamente ha regresado al mismo tipo de películas independientes que hizo fuera de “Crepúsculo”: “Adventureland”, “Welcome to the Rileys”, “The Runaways”. Sobresale su falta de escrúpulos para elegir papeles o un intento evidente por apuntalar su carrera.

“Mis actores favoritos no son personas que hacen personajes perfectos”, dijo Stewart. “Quiero ver gente dispuesta a ir a lugares que no han determinado. Quieres ver la sorpresa en sus rostros”.

Assayas (“Las horas del verano”, “Carlos”) se acercó a Stewart para “Nubes de María” por sugerencia del productor Charles Gillibert, quien había trabajado con ella en la adaptación de “En el camino” de Jack Kerouac, otra producción francesa. Stewart dijo que nunca recibió el guion (“y ellos a su modo muy francés no llamaron, preguntaron o presionaron”), así que el papel fue para Mia Wasikowska. Después de que Wasikowska abandonó la cinta Stewart se sumó.

Escena de "Still Alice" con Julianne Moore. Foto: cdn04.cdn.justjaredjr.com

Escena de “Still Alice” con Julianne Moore. Foto: cdn04.cdn.justjaredjr.com

“Realmente es algo que no has visto en ella”, dijo Assayas en el Festival de Cannes donde la cinta se estrenó originalmente. “Kristen, sin importar la imagen que uno tiene de ella, es al final de cuenta una gran actriz bajo cualquier estándar en que se le vea”.

Por ahora se ha ganado a los franceses. En febrero se convirtió en la primera actriz estadounidense en ganar un César por su papel en “Nubes de María”.

Sobre la relación entre los actores y sus publicistas Stewart dijo: “Es mucho más complicado que ‘ve a traerme agua”’. Aunque interpreta a un personaje fuera de la fama, es quizá el papel más cercano a ella. “No es una desviación. Es un mundo que conozco muy bien, que he observado mucho”, dijo. “En realidad no estaba tratándo de ser alguien más”.

En persona Stewart parece encogerse físicamente, con una pose a la defensiva y las mangas recogidas. Nunca se termina por relajar, pero se anima al hablar sobre sus inspiraciones y su libertad creativa recientemente encontrada.

Al preguntarle si la cambió “Crepúsculo”, Stewart divaga con reticencia sobre cómo le ayudó a darse cuenta que es una actriz. Pero cuando le señalan que parece que “Crepúsculo” está lejos de sus pensamientos, asiente rápidamente.

“Por completo, sólo tengo que pensar sobre eso cuando me lo preguntan”.

___