Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El príncipe Enrique de Inglaterra termina su estancia militar en Australia

El príncipe Enrique de Inglaterra (izquierda) posa para una fotografía con una joven que estaba entre la multitud que lo esperaba a su llegada a la Ópera de Sydney, Australia, el 7 de mayo de 2015. (AP Photo/Rob Griffith)

SYDNEY, Australia (AP) — Cientos de australianos llenaron los alrededores de la Ópera de Sydney este jueves para despedir al príncipe Enrique de Inglaterra en el final de su mes de entrenamiento con el ejército de Australia.


Publicidad

El príncipe, que el mes que viene pondrá fin una década de carrera en el ejército británico, participó en un ejercicio militar en el puerto de Sydney antes de hablar con docenas de estudiantes de primaria que reían nerviosos en las escaleras de la Ópera. Más tarde firmó autógrafos, se tomó fotos y estrechó manos a cientos de entusiastas de la realeza, varias de ellas con carteles pidiéndole matrimonio y lanzándole cumplidos por su imagen. Entre las que pedían su mano, una mujer ataviada con una corona logró darle un beso en la mejilla.

El príncipe, que fue destinado dos veces a Afganistán, es ahora el quinto en la línea de sucesión al trono británico tras el nacimiento de su sobrina, la princesa Carlota, la semana pasada. Preguntado por su tenía previsto llegarle algún recuerdo de Australia, Enrique dijo que tenía muchos peluches que le regalaron sus seguidores.

“Estoy deseando conocerla — es hermosa”, dijo.

El capitán Enrique de Gales, como es conocido en el ejército británico, pasó cuatro semanas con varias unidades y regimientos del ejército australiano en las ciudades de Sydney, Darwin y Perth. Participó en entrenamientos con simulación de vuelo, aprendió técnicas de supervivencia en la jungla, visitó una comunidad aborigen y jugó al futbol australiano en silla de ruedas con soldados heridos.

“Todo lo que he hecho me hace no querer terminar mi carrera militar”, dijo.

El principe visitó también a un soldado británico que perdió ambas piernas durante una patrulla en Afganistán en 2011. El teniente Ali Spearing viajó de Gran Bretaña a Sydney donde los médicos emplearon un nuevo procedimiento para colocarle prótesis en las piernas.

Antes de regresar a su país, Enrique realizará una visita de una semana a Nueva Zelanda. (I)