Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El actor español Sergio Peris-Mencheta frente al sueño americano

Sergio Peris-Mencheta

A sus 40 años, el actor español Sergio Peris-Mencheta va a embarcarse en una nueva aventura en Hollywood para dar vida a un luchador mexicano convertido en un matón que busca cumplir a toda costa su sueño americano, una idealización del éxito que el intérprete contempla con distancia.


Publicidad

El madrileño rodará a finales de septiembre el episodio piloto de “Snowfall” -serie sobre la ola de “crack” que invadió Los Ángeles en la década de 1980-, cinco años después de estrenar en Estados Unidos el drama “Love Ranch” con Helen Mirren y el “thriller” de acción “Resident Evil: Afterlife”.

Durante ese lustro, el actor encontró la felicidad en España entregado a su vocación teatral.

“Si algo sé, y estoy absolutamente convencido, es que esta serie no me va a hacer más feliz de lo que soy ahora. Estoy atravesando un momento en el que me encuentro muy a gusto a nivel personal y profesional”, afirmó Peris-Mencheta en una entrevista telefónica con Efe.

Cuando el proyecto de “Snowfall” se cruzó en su camino, ya tenía una agenda clara que no incluía Estados Unidos, entre ellas varias películas en Europa y continuar dirigiendo teatro, su pasión, pero reconoce que su entorno le motivó a que no dejara escapar esa oportunidad.

“Dicen que hay trenes que hay que agarrarlos cuando pasan. Espero que no haya demasiados daños colaterales”, añadió Peris-Mencheta, al admitir que realizó la primera prueba de “casting” para la serie con la despreocupación de quien cree que no va a ser elegido.

“Piensas que se presentarán 3.500 actores”, contó el artista, para el que jugó a su favor que la productora quisiera que ese test inicial fuera en español y que su amigo Óscar Jaenada, quien recientemente había encarnado a Mario Moreno “Cantinflas” en el cine, le echase una mano.

“Le pedí a Óscar por Whatsapp que me grabara las líneas del personaje con acento mexicano. Entre lo que me mandó él y el oído que yo tengo hice lo que pude, pero lo hice muy relajado. Les envié el vídeo (a la productora) y les encantó. Entonces me mandaron el guión y tres pruebas para tres escenas más, y ya en inglés. Leí el personaje y me enamoré”, explicó.

En “Snowfall”, Peris-Mencheta encarna a un luchador mexicano llamado Gustavo Zapata, apodado “El Oso”, que con tal de salir adelante se sumerge en negocios truculentos relacionados con el tráfico de drogas al comienzo de la década de 1980 en Los Ángeles, los primeros años de la llamada epidemia del “crack”.

“Este personaje es un bombón, es una gloria”, insistió el actor que calificó a Zapata de “matón” que está “de vuelta de todo” y del que no tiene una referencia de carne y hueso, aunque ha empezado a estudiar la vida de icónicos luchadores mexicanos como Perro Aguayo, el Hijo del Perro Aguayo, y El Santo.

El reparto principal de “Snowfall”, un proyecto de John Singleton (“Boyz n the Hood”, 1991) para el canal FX, lo completan Damson Idris (“Hiding in the Light”, 2011) y Billy Magnussen (“Into the Woods”, 2014).

El piloto de la serie se filmará desde el 28 de septiembre y, salvo sorpresas, el estudio dará luz verde a la producción en noviembre con la vista puesta en arrancar el rodaje de la primera temporada antes de junio de 2016, muy probablemente en marzo.

Los guionistas ya han recibido el encargo de escribir una primera tanda de episodios, si bien la extensión de la temporada no se ha decidido aún y podría ser de 7, 13 o 26 capítulos.

El actor viajará a Los Ángeles en cinco semanas para aprender a pelear como un profesional de la lucha libre en un cuadrilátero y posteriormente grabar el piloto, lo que le obligará a modificar los ensayos de su próximo proyecto teatral, “La puerta de al lado”.

“Snowfall” ya le ha obligado a renunciar a un papel en dos filmes, la española “Que Dios nos perdone”, de Rodrigo Sorogoyen, y la francesa “L’ Araignée Rouge” (“La araña roja”), en la que los espectadores eligen el final mediante una aplicación de móvil. EFE (I)