Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Francisco Rivera Ordóñez, corneado gravemente mientras toreaba

El torero español Francisco Rivera Ordóñez sufre una cornada muy grave en Huesca, el 10 de agosto de 2015. Foto de Radio Televisión Española.

Zaragoza (España), 11 ago (EFE).- El diestro español Francisco Rivera Ordóñez, “Paquirri“, hijo y nieto de toreros, está hoy “estable dentro de la gravedad” de las heridas que sufrió este lunes al ser empitonado en el bajo vientre por un toro en la plaza de Huesca, norte de España.


Publicidad

Según el parte médico hecho público por el Gobierno de la región de Aragón, el torero será sometido hoy a unas pruebas para ver la evolución de las heridas producidas por la cornada de pronóstico “muy grave” que le produjo su segundo toro en la Feria de Huesca.

Rivera Ordóñez fue operado en la propia plaza de toros durante dos horas y media de “una herida por asta de toro en región supra púbica y fosa ilíaca derecha con un trayecto transverso de unos 25 centímetros hacía izquierda con desgarro de la musculatura de la pared abdominal”, según detallaba el parte médico.

Y añadía: “A través del oblicuo mayor y del transverso del abdomen, (la cornada) penetra también en cavidad abdominal, contundiendo inicialmente la arteria iliaca, diseca colón ascendente y riego, para llegar a espacio retro peritoneal, desgarrando el músculo psoas, disecando la aorta en 5 centímetros y llegando al cuerpo vertebral de L3. Pronóstico Muy grave”.

Francisco Rivera fue corneado mientras saludaba con el capote al segundo toro de su lote, de nombre “Traidor”, de la ganadería de Albarreal, que le prendió por la zona abdominal, dejándolo varios segundos colgado del pitón.

Según los comentaristas taurinos, la secuencia recordó a la que le costó la vida a su padre Francisco Rivera Paquirri el 26 de septiembre de 1984 en la plaza de Pozoblanco (Córdoba, sur de España).

No obstante, fuentes del servicio médico de la plaza de toros de Huesca, señalaron a Efe que “lo importante” es que, dentro de la gravedad, “no ha habido perforación ni de intestino ni de estómago”.

Con el fin de celebrar el veinte aniversario de su alternativa, Rivera Ordóñez reapareció en los ruedos el pasado 8 de marzo en Olivenza (Badajoz, suroeste de España), dos años después de que se retirara en Zaragoza en octubre de 2012.

Además de primogénito del malogrado Paquirri, Rivera Ordóñez es nieto del matador Antonio Ordóñez (1932-1998), considerado como una de las grandes figuras del toreo de todos los tiempos.

Su hermano Cayetano, nacido del matrimonio de Paquirri con Carmen Ordóñez, también es torero, además de ejercer puntualmente como modelo de prestigiosas firmas de moda.

Francisco Rivera Ordóñez está casado en segundas nupcias con Lourdes Montes, quien está embarazada de una niña, cuyo nacimiento está previsto para finales de este mes. Tiene otra hija de su primer matrimonio con la aristócrata Eugenia Martínez de Irujo y Fitz-James Stuart, duquesa de Montoro e hija de la fallecida Duquesa de Alba. EFE

paquirri corneado