Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cecilia Roth protagonizará polémica cinta sobre dictadura urugüaya

Cecilia Roth

La actriz argentina Cecilia Roth se mete en la piel de una expresa política de la última dictadura de Uruguay (1973-1985) en “Migas de pan”, film hispano uruguayo que ya se rueda en Montevideo y que aborda la violencia sexual sufrida por un grupo de reclusas y cómo años después deciden denunciarlo.


Publicidad

“El personaje está muy bien trazado en el guión. Una experta en resistencia que no se rompe. Los mismos valores de Liliana de joven los sigue teniendo Liliana de mayor. Y esa coherencia es muy importante para la continuidad del pensamiento del personaje”, afirmó hoy la intérprete ante la prensa en Montevideo.

Se trata de la nueva película de la realizadora uruguaya Manane Rodríguez, que se viene rodando en la capital del país suramericano desde hace varios días y que también pasará por España, país en el que se acabó exiliando la protagonista de la historia, una fotógrafa que quiere recomponer su pasado y decide volver a Uruguay cuando se entera de que ha sido abuela.

Encarnada en su juventud y periplo carcelario por la también argentina Justina Bustos y en su madurez por Roth, el relato de Liliana, junto al del resto de mujeres que engloba la historia, cuenta su secuestro, así como situaciones de tortura y reclusión en la cárcel de Punta Rieles, en Montevideo.

“Esta película cae en un momento en el cual yo tengo mucha conciencia, ya hace mucho tiempo, pero mucha conciencia de un recorrido de vida en el que esta historia en particular tiene mucho que ver con mi propia historia no vivida por mí pero sí de mis compañeros generacionales en Argentina”, explicó Roth.

La ganadora del Goya a mejor actriz por “Martin H” (1998) y “Todo sobre mi madre” (1999), emigró a España a mediados de la década de 1970 tras huir con su familia de la última dictadura argentina (1976-1983).

En ese periodo, recuerda que muchos de sus amigos “quedaron en el camino muy jóvenes”, y resaltó que ahora le parece que esta película, su primer rodaje en Uruguay, aparece en un momento “muy coherente” de su “propia vida”.

También es la primera vez en su propio país como directora para Rodríguez, quien con este guión pretende plasmar a través del amplio reparto femenino la historia de las mujeres “que lucharon en los años 70 por cambiar el mundo y terminaron pasando por una serie de penalidades”.

“Es un personaje fuerte (la protagonista) que no se rompe aunque pasa por momentos tremendos y consigue de alguna manera cerrar su biografía y expectativas con un reencuentro familiar, con el hijo, del que fue separada en un momento dado. E intentar hasta el ultimo momento luchar por que haya justicia”, explica la cineasta.

El presente de Liliana pasa por cuidar de la relación con su hijo, y por la denuncia colectiva que prepara un grupo de sus antiguas compañeras de presidio por las torturas y violaciones que sufrieron.

“Cuando vino Cecilia a contarme este guión me entusiasmó muchísimo. Ella pensó en mí para este personaje y en cuanto leí el guión pensé que estaba buenísimo. Después nos juntamos con Manane y fuimos hablando”, aseveró por su parte Bustos, de gran parecido físico a Roth, con quien ya compartió rodaje de una serie en Argentina.

Según la directora, que destacó que es la primera vez que la violencia sexual y su denuncia es contada por una película de ficción en Uruguay, la etapa de Liliana “joven” es la “más dura” y supone abordar un tema “que es la historia de mucha gente amiga”.

“La historia de los países hay que contarla. Parte de la corta historia de Uruguay es este periodo tan sombrío que marcó tanto a una dos y tres generaciones, y que sigue marcando. La gente tiene que conocer. Que cree una sensibilidad sobre un tema que ha sido un poco tabú”, añadió.

Otra de las actrices, Stefanía Crocce, señaló en la conferencia de prensa que la “dureza” del rodaje llega por el lado de que “está hecha de cosas reales, de heridas reales que todavía siguen abiertas”.

“Cuando leí el guión lo que más me llamó la atención es cómo rescata la belleza dentro de esa crueldad. Estas mujeres en la cárcel buscaron de alguna manera poder sobrevivir, cómo salir adelante y cómo no deshumanizarse en eso tan cruel”, indicó.

Con estreno previsto para 2016, la producción del filme ha obtenido la colaboración de instituciones públicas españolas y uruguayas, y también de organismos defensores de los derechos humanos del país suramericano, entre ellos asociaciones de expresos políticos. EFE (E)