Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Kurt Russell retoma el western por partida doble

California, EE.UU. (AP) — Kurt Russell sufre un fuerte dolor de hombro, pero su sonrisa fácil y su risa contagiosa hacen que sea difícil notarlo.


Publicidad

Es una mañana gris en Santa Mónica, y el niño estrella convertido en héroe y galán de cine trabaja aguantándose el dolor de una muy vieja lesión. Russell, ahora de 64 años, se rompió el manguito rotador cuando jugaba béisbol.

“Debe haber sido hace mil años”, dice Russell riendo.

Operarse no era una opción en aquella época. Ahora que la lesión está calcificada, debe ver qué puede hacer al respecto.

Pero en este momento tiene otras cosas más agradables en mente: los westerns. Más de dos décadas después de que interpretó a Wyatt Earp en “Tombstone”, regresa no con una, sino con dos películas del lejano oeste: la cinta del debutante S. Craig Zahler sobre caníbales y vaqueros “Bone Tomahawk”, que se estrena el viernes, y el regalo de Navidad de Quentin Tarantino “The Hateful Eight”.

En una entrevista reciente Russell habló sobre estos proyectos. A continuación extractos de la entrevista.

___

AP: “Bone Tomahawk” realmente no se presta a una sinopsis del guion. ¿Cuáles fueron tus primeras impresiones?

Russell: Cuando terminé de leerlo pensé, ¿qué diablos fue esto? ¿Qué acabo de leer? No sabía en qué categoría cabía. Piensas en una tienda de vídeos: hay ciencia ficción, romance, terror, y luego está “Bone Tomahawk”. Si categoría es un signo de interrogación con un signo de admiración. Creo que la gente se equivoca al llamarla una película de terror. Para mí, terror es “The Thing”. Esto es gráfico. Es brutal. Pero no hay un Freddie Kruger. Esto es real. Es como, “sí, así es como se descuartiza a un hombre”. No vas a ver otra película como esta este año. Nunca había hecho una como ésta. Estoy realmente orgulloso.

AP: Y ahora repentinamente tienes dos westerns saliendo en una temporada. ¿Fue sólo una coincidencia?

Russell: Eso es verdaderamente extraño. Esta película se ha estado trabajando intermitente durante dos años y medio. Y luego la película de Quentin simplemente sucedió. La única razón por la que me veo como me veo en “Bone Tomahawk” es porque me estaba preparando para hacer “Hateful Eight”, de lo contrario probablemente hubiera hecho esto con un aspecto muy diferente. Pero no hay nada que puedas hacer al respecto. Así que es como una casa a medio construir. Estoy a la mitad de donde voy a estar en “Hateful Eight”.

AP: Este es un bigote bastante formidable.

Russell: Este es un bigote usando un hombre. En “Hateful Eight”, la imagen y lo que él viste es declarativo. Si lo ves caminando en la calle, tienes una muy buena idea de a quién te vas a encontrar. Es grandilocuente, brutal y grosero. Es literalmente como un chivo en cristalería. Es ese tipo. Tiene que ser ese tipo. No es sólo un representante de la ley emblemático del oeste. No tiene escrúpulos. Pero resulta que tiene un lado sensible.

AP: ¿Se siente como una obra de teatro, ya que se limita principalmente a una habitación?

Russell: La estructura es, como era de esperar, más como una obra de teatro en vivo. Pero como suele hacerlo Quentin, juega un poco con el tiempo. Vuelve, va adelante, a los lados.

AP: Trabajaste con Tarantino en “Death Proof”. ¿Cómo fue la segunda vez?

Russell: Él fue incluso mejor. Estaba completamente en su juego. Creo que una de las grandes cosas que tomaré de esta experiencia es que me puse a trabajar con Quentin en su mejor momento. Todos los actores hablaron de eso. Estábamos muy emocionados. Muchos habíamos trabajado con Quentin tres o cuatro veces. Tim Roth, Michael Madsen, Sam (L. Jackson). Todos decían que estaba muy enfocado, muy metido en lo suyo. Sabía realmente qué quería hacer. Nunca se sabe qué cantidad de cosas van a salir cuando haces una película. Esperas lo mejor, como siempre. Pero cuando Quentin está al frente, tienes la oportunidad de tener algo que va a ser muy observado. Quentin es un genio. Simplemente lo es. No puede evitarlo. Nació para hacer esto. Adora el hecho de que logra hacerlo, y no tiene la intención de defraudarte.

AP: Tú padre estuvo en westerns. Tú estuviste en Westerns como niño. ¿Por qué crees que el género perdura?

Russell: Hay dos géneros para mí donde puedes hablar de las grandes cosas. Uno de ellos es la ciencia ficción. El otro es el western. Lo que encuentro interesante es por qué Quentin es atraído por el western. Encuentra que el género funciona para las cosas que quiere ver y decir, 25% de sus trabajos son westerns. Y habla sobre hacer al menos dos películas más y dice que una de esas será un western. Está significativamente dedicado a ese género.

AP: ¿Qué hay de genial entonces en “Hateful Eight”?

Russell: Hice esa pregunta y la respuesta fue grandiosa. (Tarantino) no quiso responderla. Me dijo: “Estoy en eso, pero no te lo voy a decir”. Fue grandioso. Fue la mejor respuesta de todas. Fue un “solamente voy a hacerlo”. Es igual a cuando a los actores les preguntan sobre el personaje que interpretan y cómo lo hacen. Sólo hay una respuesta: ve a ver la película. Nos tomó seis meses hacer la película y un mes de ensayos. No puedo explicarte en tres minutos en un programa de televisión lo que significa o lo que hice. ¡Ve a ver la película! Esperemos que, si hice mi trabajo, te mantendrá fascinado por el resto de tu vida.