Ecuador. Viernes 24 de Marzo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El auto de Santa se incendia mientras repartía regalos

El jef del Batallón de bomberos de Lone Peak, Joseph McRae, lleva al habitante de Orem, Utah, Steven Macey, quien se disfraza de Santa Claus en épocas Navideñas, a una casa a entregar regalos, luego de que los bomberos apagaran un incendio en el auto de Macey el viernes 25 de diciembre de 2015 cerca de Alpine, Utah. (Lt. Dustin Mitchell/Lone Peak Fire District via AP)

SALT LAKE CITY, Utah, EE.UU. (AP) — Un Santa Claus se quedó varado luego de que su auto se incendiara la mañana de Navidad, pero se asegurará de que un departamento de bomberos del norte de Utah reciba sus regalos el próximo año.

Publicidad

Steven Macey, un hombre que trabaja como Santa Claus en épocas navideñas, iba en camino a entregar regalos a una casa, vestido con traje rojo y barba blanca, cuando su auto se sobrecalentó y ardió en llamas alrededor de las 6:30 a.m. del viernes según el jefe del batallón de bomberos de Lone Peak, Joseph McRae.

Macey, de 66 años, se ha disfrazado de Santa durante décadas. Luego de hacer apariciones en fiestas de Nochebuena hasta la 1 a.m, iba camino a cumplir una cita en una casa de Alpine, una ciudad ubicada a unos 48 kilómetros al sur de Salt Lake City.

Macey, quien resultó ileso, señaló que su automóvil comenzó a sacar humo mientras subía por una colina nevada. Salió del vehículo, sacó su abrigo de Santa, su cinturón y sus campanas antes de alejarse y llamar a emergencias.

Un conductor que pasaba por el lugar se detuvo y le permitió esperar en su vehículo hasta que llegaron los bomberos.

“Se quedaron sorprendidos cuando salí caminando”, dijo Macey. “Todos querían tomarse fotografías”.

Los bomberos apagaron el incendio, pero el auto quedó destruido.

“Va a tener que volver a usar el trineo”, dijo McRae

El jefe del batallón llevó a Macey a su cita.

“No podemos dejar a Santa en medio del camino”, dijo.

Luego de que Macey, con todo y su traje de Santa, entregara los regalos a un niño en Alpine, la familia le ofreció a Macey tomar prestado uno de sus vehículos, que habían dejado en casa de un amigo.

Alguien lo llevó hasta allá y tomó el auto prestado para ir a casa.

Macey se dijo conmovido por toda la bondad, incluyendo la de los bomberos.

“Para mí no es una Navidad desastrosa. De hecho, tal vez sea la mejor Navidad que haya vivido al ver a toda esa gente que se preocupó por mí y me rodeó con sus brazos”.

McRae dijo que ha trabajado durante muchas festividades, pero que nunca había tenido la oportunidad de salvar a Santa Claus.

“Hacer algo así vuelve el trabajo un poco más agradable”, comentó. “Me alegra que haya salido y nos haya llamado, y luego pudiera proseguir con su camino”.