Ecuador. domingo 24 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Tina Fey le pone humor a la guerra de Afganistán con “Whiskey Tango Foxtrot”

Tina Fey, actriz. Foto de theslanted.com

Nueva York, (EFE).- La actriz y productora estadounidense Tina Fey traslada su talento humorístico a la guerra de Afganistán con la arriesgada comedia negra “Whiskey Tango Foxtrot”, donde encarna el papel de una corresponsal de guerra a través de un tono cómico y desenfadado.


Publicidad

El filme, que se estrenará el próximo 4 de marzo en Estados Unidos y se presentó hoy en Nueva York, está basado en las memorias de la periodista estadounidense Kim Barker en su paso por Afganistán y Pakistán, tituladas “The Taliban Shuffle”.

El espectador acompaña a Fey, productora y protagonista de la película, en el papel de Barker y los cambios vitales y profesionales que llevan a esta hasta Oriente Medio, donde trata de informar sobre una guerra “ya olvidada” junto al residual Ejército estadounidense que permanece en zona de combate.

El elenco incluye a Margot Robbie (“Focus”, “The Wolf of Wall Street”), que interpreta a la también corresponsal en Oriente Medio Tanya Vanderpoel; el actor Martin Freeman (“Fargo”) o Alfred Molina (“Spider-Man 2”), entre otros.

“Whiskey Tango Foxtrot”, que es la traducción al alfabeto militar estadounidense del término “What The Fuck” (¡Qué demonios!), convierte el drama de la guerra en una comedia para contar “historias humanas” dentro de un paraje “hostil”.

“Las memorias de Barker en Afganistán son divertidas. Creo que las personas debemos buscar el humor en situaciones dramáticas, y es lo que intentamos hacer en la película”, defendió Fey durante la presentación del largometraje en Nueva York.

Y es que contar chistes en el contexto de un conflicto que ha dejado miles de muertos en ambos bando es peligroso, pero la propia autora de las memorias, también presente en la presentación, señaló: “Somos humanos, y allá donde hay personas siempre pueden ocurrir cosas extrañas y divertidas, aunque sea en un territorio hostil”.

Así, durante la película se ve a Fey parando todo un convoy del Ejército para orinar en medio del desierto, un alto representante del Gobierno afgano bailando delante de una discoteca o la típica historia de amor que empieza como un juego pero que tiene un papel decisivo en la trama.

Kim Barker reconoció que ver sus propias memorias en la gran pantalla fue “bastante raro”, aunque presumió de la cinta porque, según dijo, refleja la realidad de un corresponsal, que “trabaja 24 horas al día pero que también tiene momentos de ocio y diversión”.

Otro de los temas que aborda la película es la condición de la mujer blanca occidental en Oriente Medio y la falta de seguridad que se vive en el territorio, el reto “más difícil” para Fey y Robbie.

“Lo más complicado fue transmitir el miedo de estar ahí, en una situación de vida o muerte”, destacó Margot Robbie.

Los directores de la película, Glenn Ficarra y John Requa, que ya trabajaron con Margot Robbie en “Focus”, se mostraron “entusiasmados” por conseguir “un equilibrio entre la comedia y el drama” con el que los cineastas esperan “no ofender a nadie”.

“Es una película que habla de historias humanas y sobre relaciones sociales, de cómo una mujer abandona su rutina y se embarca en un viaje completamente distinto”, explicó Requa. EFE

(I)