Ecuador. Viernes 24 de Marzo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Director del “Hijo de Saúl”: El Oscar podría ser un “regalo envenenado”

Director Laszlo Nemes poses with the Oscar for Best Foreign Language Film Son of Saul in the press room during the 88th Oscars in Hollywood on February 28 2016 AFP PHOTO FREDERIC J BROWN

Hungría (AP) — Ganar un Oscar podría ser un “regalo envenenado” y evitar ser aplastado por el honor requeriría de un gran esfuerzo, dijo el miércoles el director de la película húngara laureada con el Premio de la Academia a la mejor cinta en lengua extranjera.

Publicidad

El director de “El hijo de Saúl”, Laszlo Nemes, dijo que pondría su Oscar en una vitrina “y espero no verlo todos los días”.

“Puede ser un regalo envenenado pero si lo manejamos con destreza no nos aplastará”, dijo Nemes a su regreso a Budapest de Los Angeles. “La sabiduría y la suerte son necesarias para esto, pero quizás nunca haga una película normal de nuevo”.

Nemes dijo que concentrarse en una persona, un prisionero judío obligado a deshacerse de las víctimas de los nazis en un campo de exterminio, era importante para él para “entender lo individual”. El filme sigue a Saúl Auslander mientras éste intenta darle un sepelio religioso a un niño que cree que podría ser su hijo.

Steven Spielberg le dijo que “El hijo de Saúl” contribuía ampliamente a la memoria colectiva del Holocausto que no pensó que iba a tomar tanto que se hiciera un filme como éste desde su galardonada “La lista de Schindler” de 1993.

Geza Rohrig, quien ha recibido grandes elogios por su interpretación de Auslander, dijo que la ceremonia del Oscar “era casi un caso clínico de idiotez”.

“No es mi mundo”, dijo Rohrig, y agregó que los espectadores voluntarios de relleno usados para asegurarse de que nunca se vea un puesto vacío durante la gala “parecían como la larga fila en el Mausoleo de Lenin”.

Nemes dijo que su próximo filme, “Sunset”, ubicada en la Budapest de la década de 1910, será en húngaro pero que planeaba desarrollar varios proyectos a la vez, incluyendo películas en otros idiomas.

“Mi plan secreto es hacer de una joven húngara una actriz de fama mundial”, dijo Nemes. “Pero no se lo digan a nadie”. (I)