Ecuador. Martes 24 de enero de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Felipe González: “La paz en Colombia que quería Gabo está a punto de llegar”

Gabo y su esposa acompañados por el presidente español Felipe González. Foto de Archivo.

Madrid, 3 mar (EFE).- El expresidente español Felipe González ha recordado hoy a Gabriel García Márquez, su amigo Gabo, a ese compañero de vida y anécdotas que “era lo que era” gracias a su “infancia”, pero sobre todo al hombre que siempre tuvo la “esperanza” de que la paz en Colombia llegaría un día, una paz que “está a punto de llegar”.

Publicidad

González ha compartido estos recuerdos en un acto organizado por el Instituto Caro y Cuervo y el Instituto Cervantes para homenajear al escritor colombiano tres días antes del que hubiera sido su 89 cumpleaños, y unas semanas antes del segundo aniversario de su muerte, ocurrida el 17 de abril de 2014.

Un acto en el que le han acompañado el periodista español Juan Cruz y el escritor colombiano Dasso Saldívar, autor de “El viaje a la semilla”, la biografía de García Marquez, en la que el propio biografiado se reconocía y que llega de nuevo a las librerías españolas en su séptima edición, desde su primera publicación en 1997.

“Gabo tenía una curiosidad infinita por todo, le gustaba la intriga más que a nadie. Como estaba en todas las intrigas, todos los presidentes colombianos le suscitaban esperanza, una esperanza que le duraba los dos primeros años de la presidencia. Pero él siempre esperaba eso”, ha contado González, para quien esa paz añorada por el premio Nobel “está a punto de llegar”.

En este sentido, el expresidente socialista (1982 – 1996) ha expresado que a su amigo le “fascinaba” saber qué era el poder, le interesaba “la gente que él creía que tenía poder”.

“Lo que le importaba -ha añadido- era saber cómo los que tenían poder tomaban una decisión que podía afectar a millones de personas”. Pero, según ha puntualizado, a los que a Gabo no “le gustaban” los “excluía” y los “satanizaba”.

“Era muy duro con los que creía que tenían poderes malignos”, ha puntualizado González, de 73 años, y que cuenta también con la nacionalidad colombiana.

“Incapaz” de definir su amistad con el escritor, González, que ha estado acompañado por el líder socialista Pedro Sánchez, ha recordado una de sus últimas conversaciones con él, cuando ya estaba enfermo y no podía viajar. “Me dijo que ya no podía viajar, pero que no le hacía falta porque antes era él el que viajaba para ver a los amigos, pero ahora eran los amigos los que iban a verle”, ha añadido.

Pero González, que ha acaparado la charla dada la cantidad de recuerdos con su amigo, ha levantado la risa a los asistentes al homenaje al recordar cómo Gabo le llamó tras recibir el premio Nobel de Literatura y le pidió que al día siguiente, en Madrid, González le recibiera en el palacio de la Moncloa (era presidente entonces) y le invitara a un “guiso de papas con bacalao”.

“Y lo digo ahora -ha bromeado- porque ese delito ha prescrito, porque las papas no estaban dentro del presupuesto del Gobierno”.

Coincidiendo con Cruz y el escritor Saldívar, González ha dicho también que Gabo “es nuestro”, pues “era de todo el mundo”.

“Y esto es parte de lo que es difícil de entender, lo que significa nuestra lengua (el español) como algo más que un instrumento de comunicación, porque es un instrumento de cultura compartida, de identidades”.

Por su parte, el autor de su biografía ha dicho que si el alter ego de García Márquez era “Melquiades”, su personaje antagónico era Aureliano Buendía. EFE (I)

Publicidad