Ecuador. Martes 28 de Marzo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Julia Roberts, lo más destacado de Cannes gracias a “Toni Erdmann”

CANNES (FRANCIA) 12/05/2016 .- La actriz estadounidense Julia Roberts a su llegada a la proyección de la película "Money Monster", en la 69 edición del Festival Internacional de Cine de Cannes, en Francia, hoy, 12 de mayo de 2016. La cinta se se presenta fuera de competición en el festival, que se celebra del 11 al 22 de mayo de 2016. EFE/Guillaume Horcajuelo

Cannes (Francia), (EFE).- El humor especial y surrealista de la película alemana “Toni Erdmann” en la competición por la Palma de Oro y la presencia por primera vez de Julia Roberts en Cannes y en su alfombra roja, son lo más destacado de la primera semana del festival.

Publicidad

La actriz estadounidense llegó a Cannes con su eterna sonrisa y muy bien acompañada de Gerge Cloooney para presentar, fuera de competición, “Money Monster”, dirigida por Jodie Foster, aunque de lo que más se ha hablado es de sus pies descalzos al desfilar por la alfombra roja.

Roberts mostraba así su apoyo a las mujeres que el año pasado no pudieron acceder a una de las proyecciones de gala del festival por no llevar zapatones de tacón suficientemente altos.

Pero más allá de simbolismos, la actriz ha sido, hasta ahora, la presencia más esperada de Cannes, con permiso de Clooney; de Woody Allen, que inauguró el festival con “Café Society”, y de la pareja formada por Ryan Gosling y Russell Crowe, que presentaron, también fuera de competición, “The Nice Guys”, una película que arrancó muchas risas.

Tantas como “Toni Erdmann” que es, hasta el momento la sorpresa de la competición oficial del festival.

La cinta alemana, dirigida por Maren Ade y protagonizada genialmente por Sandra Hüller, es una comedia y un drama, una historia de relaciones paternofiliales con una acidez cuidadosamente dosificada y algunas escenas magistrales.

Todo ello la ha situado inmediatamente como la favorita para hacerse con la Palma de Oro, pero la competición cuenta con 21 largometrajes y quedan 11 por participar.

Junto a ella, destacaron la rumana “Sieranevada”, de Cristi Puiu, un retrato localmente universal de una familia en Bucarest en la actualidad y “I, Daniel Blake”, una drama social de los habituales en la filmografía del británico Ken Loach, con un descubrimiento, el de la actriz Hayley Squires, cuya interpretación emocionó a muchos.

División de opiniones en torno a “Loving”, la historia de amor interracial de Jeff Nichols; a “Paterson”, la antipoesía de Jim Jarmusch, o “American Honey”, de la británica Andrea Arnold, un retrato naturalista de unos jóvenes americanos que no terminó de convencer.

Pero mañana todo puede cambiar cuando se proyecte una de las películas más esperadas, “Julieta”, del español Pedro Almodóvar, un realizador que gusta mucho en Francia y, en especial en Cannes.

Y también quedan por proyectar los trabajos de varios de los pesos pesados de esta edición, como el rumano Cristian Mungiu, que presenta “Bacalaureat” en un festival que ya le dio la Palma de Oro en 2007 por “4 meses, 3 semanas, 2 días”.

O “Juste la fin du monde”, del último ‘enfant terrible’ del cine, el canadiense Xavier Dolan, que a sus 27 años ya ha presentado otros cinco largometrajes en Cannes; sin olvidar a los hermanos Dardenne, con “La fille inconnue”, o al filipino Brillante Mendoza con “Ma’ Rosa”.

Aunque más allá de los nombres conocidos, hay otros que también han creado expectación en Cannes, como el brasileño Kleber Mendonça Filho, que competirá con “Aquarius”, que promete una espectacular interpretación de Sonia Braga.

Pero probablemente la película más esperada de esta segunda semana del festival en “The Last Face”, el nuevo trabajo como realizador de Sean Penn, que eligió como protagonistas a su entonces pareja Charlize Theron y al español Javier Bardem.

El año pasado Penn y Theron pasearon de la mano por la alfombra roja de Cannes donde ella presentaba “Mad Max: Fury Road” (“Mad Max: Furia en la carretera”), pero este año es muy poco probable que se repita la imagen.

El documental de Jim Jarmusch sobre Iggy Pop, “Gimme Danger”, que se proyectará fuera de competición, o el regreso a Cannes de Paul Verhoeven 24 años después de “Basic Instict” (“Instinto básico”) son otros de los platos fuertes de los próximos días.

Verhoeven y el iraní Asghar Farhadi serán los encargados de cerrar el sábado las proyecciones de competición, a la espera de que el domingo el jurado presidido por el australiano George Miller anuncie el ansiado palmarés de la 69 edición de Cannes. EFE (I)