Ecuador. Miércoles 28 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Eugenio Derbez, incrédulo de su éxito, siente estar viviendo la vida de otro

CIUDAD DE MÉXICO (MÉXICO), 12/07/2016.- Imagen cedida por Sony Pictures México hoy, martes 12 de julio de 2016, del actor mexicano Eugenio Derbez durante su actuación en el doblaje de la película animada Underdogs. En entrevista telefónica con Efe Derbez dijo estar "fascinado" con su hija Aitana, fruto de su matrimonio con la cantante Alessandra Rosaldo, y confesó que ha pedido perdón a sus otros tres hijos por haberse perdido muchos momentos de sus vidas. EFE/Sony Pictures México/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS

México, (EFE).- El actor mexicano Eugenio Derbez confesó hoy a Efe que aún no puede creer el éxito que ha logrado en los últimos años y siente que está “viviendo la vida de alguien más”, pese a que lleva décadas de trabajo arduo para estar en el lugar que siempre soñó.

Publicidad

“He trabajado mucho para estar donde estoy”, pero “a la vez todo ha pasado muy rápido” en los últimos años, dice en una entrevista con Efe en la que habla de su crecimiento en Hollywood, de su familia y hasta de sus creencias religiosas.

Recuerda que fue en 2002 cuando trató por primera vez de irse a Estados Unidos “para conquistar Hollywood”. De eso, dice, ya tiene un “ratito, pero han sido muchos años de lucha”.

Derbez cuenta que muy poca gente sabe que hizo “mucho trabajo por debajo del agua” antes de “No se aceptan devoluciones”, que en 2013 se convirtió en la cinta en habla hispana más taquillera de EE.UU. y le abrió las puertas de ese país.

Para los estadounidenses de repente aparecí de la nada, pero “hay 25, 30 años de carrera atrás”, señala al aludir a su amplia trayectoria como comediante en la televisión mexicana.

Sin embargo, “hay días en que me levanto sintiendo que estoy viviendo otra vida que no es mía”, comenta antes de recordar que apenas el año pasado se mudó a Los Ángeles.

“Estaba en otra ciudad, en otra casa, trabajando en otra oficina, en otro idioma (…); todo era nuevo y sentía que estaba viviendo la vida de alguien más y no lo podía creer; (decía) esto no me puede estar pasando a mí. Ha sido algo muy fuerte, una experiencia maravillosa, pero muy fuerte”, comenta.

También llegó “bebé nueva”, dice al referirse a su hija Aitana, de casi dos años, fruto de su matrimonio con la cantante Alessandra Rosaldo y a quien disfruta al máximo consciente de que sus prioridades han cambiando por completo.

Aunque está en el mejor de momento de su carrera tras el éxito de “No se aceptan devoluciones”, dirigida y protagonizada por él, admite que cuando está en un llamado de rodaje quiere que éste termine para llegar a casa para abrazar a su pequeña.

Y es que dentro de las prioridades del actor de 54 años de edad ya no están ganar dinero, tener una posición social o éxito, como al principio, sino tener “tiempo para ti, para tu familia, para disfrutar la vida”.

“Porque yo no he disfrutado nada (…). He viajado por todo el mundo y no conozco nada porque nunca he tenido tiempo de nada. He estado con mi familia y no he estado; no lo he gozado por falta de tiempo”, señala.

Derbez cuenta que su siguiente reto profesional es escribir y dirigir una película en inglés para “hablar justamente de algo muy personal”, de cómo “las historias han cambiado y cómo vas evolucionando”.

Sostiene que tiene la cinta “más o menos clara en su cabeza”, pero necesita tiempo para sentarse a escribirla porque actualmente está inmerso en varios proyectos, entre ellos cuatro filmes en inglés y un contrato con la NBC Universal para desarrollar series de televisión.

El actor añade que hace solo 10 días terminó de rodar “How To Be a Latin Lover”, un proyecto que describió como uno de los “más difíciles” de su carrera porque fue su primer protagónico en inglés.

“Fue muy complicado estar a la altura de los actores que tengo en el reparto, pero estoy muy feliz con el resultado. Están editándola y muero de curiosidad por verla, pero todo apunta a que tenemos una gran película”, adelanta Derbez, quien da vida a un “latin lover” en decadencia.

Sobre “Miracles from Heaven”, que hoy sale a la venta en formatos DVD y Blu Ray después de su estreno en salas en marzo, comenta que es una cinta que le ha dado “muchas satisfacciones” porque está basada en una historia real y ha “tocado muchos corazones”.

La película, dirigida por la mexicana Patricia Riggen, relata la inexplicable curación de una niña con una grave enfermedad digestiva.

Derbez interpreta al gastroenterólogo Samuel Nurko, al que conoció por la cinta y del que se siente orgulloso porque tiene un gran carisma y sensibilidad, además de que es un mexicano que se ha convertido “quizá en el mejor doctor en su especialidad a nivel mundial”.

“Pocas veces me habían dicho cosas tan hermosas como con esta película; por eso amo mucho este proyecto”, señala el actor, quien leyó a Efe un correo que recibió hace tres días de Nurko en el que habla de la “esperanza y la fuerza” que la cinta ha dado a muchos padres y niños con enfermedades crónicas.

Interrogado sobre sus creencias religiosas, Derbez se describe como un “católico light” porque nunca ha sido “demasiado devoto” y “hay muchas cosas que tampoco estoy de acuerdo con la Iglesia”.

“Sí creo que hay un dios” y “que los milagros existen y existen todos los días” y ocurren a todos, pero “a veces no los vemos”, asegura.

La propia vida es un milagro pero “ya nada nos sorprende”, la gente piensa que se trata de que “venga Dios y camine sobre el agua, que esté un enfermo ya casi muerto y reviva; eso es muy raro que suceda” pero llega a ocurrir, afirma. EFE (I)

Publicidad