Ecuador. Viernes 9 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Martha Higareda: “El lenguaje de comedia y corazón nos define a los latinos”

Martha Higareda, actriz y productora mexicana.

Los Ángeles (EE.UU.), (EFE).- Las cómicas peripecias de un ladrón que se hace pasar por maestro para recuperar un botín dan forma al filme “No manches Frida” y su protagonista y productora, la mexicana Martha Higareda, aseguró que el lenguaje a caballo entre “la comedia y el corazón” es algo que define a los latinos.

Publicidad

“Creo que los latinos en Estados Unidos están buscando películas como ‘No manches Frida’. Es muy interesante que algo que llama mucho la atención (del filme), además de que se ríen mucho y de que llega al corazón, es el lenguaje, porque la gente habla así como está en la película”, argumentó Higareda en una entrevista con Efe.

“Creo que el lenguaje de la comedia y el corazón nos define a nosotros como latinos (…). Tenemos como esa cercanía de donde venimos y creo que las historias con mucho corazón son las que nos conmueven”, añadió.

“No manches Frida”, que se estrena este fin de semana en Estados Unidos, es una comedia del director español Nacho G. Velilla (“Perdiendo el norte”, 2015) que protagonizan los mexicanos Martha Higareda y Omar Chaparro al frente de un reparto completamente hispano.

Su trama se centra en Zequi (Chaparro), un ladrón que acaba de salir de la cárcel y que se dirige al sitio en el que enterró su botín.

Para su desconcierto, un colegio ha construido un gimnasio sobre el lugar, por lo que se hará pasar por un maestro, de peculiares y cuestionables métodos, para recuperar su dinero mientras pleitea con la profesora Lucy (Higareda).

“No manches Frida” se inspira en la cinta alemana “Fack ju Göhte” (2013) e Higareda (1983, Villahermosa, México) contó que la “aventura” fue adaptar ese guión a “una versión más tropical, más nuestra, más latina”.

Higareda, quien comenzó su carrera artística como bailarina, ha participado como actriz en filmes como “Amar te duele” (2002) y “Cásese quien pueda” (2014) y ahora trata de hacerse hueco en el mundo de la producción.

Para “No manches Frida”, tenía claro quién sería la estrella idónea.

“Ya conocía a Omar y le llamé: ‘Omar, tengo una película que es perfecta para ti. Vela, dime que piensas…’. Y me dijo: ‘¡No! Ni la veo. Si tú me dices, yo la hago’. Y así se fue armando la película”. apuntó.

“Omar es un actor que todos sabemos que tiene un ‘timing’ (ritmo) para la comedia muy específico, muy bonito. Además es un actor que trabaja con mucha verdad y tiene una humildad muy grande, en el sentido de que pregunta ‘cómo es, así o asá, lo hago de esta forma o de esta otra’. Se deja dirigir, es muy buen compañero y nos hace reír muchísimo en el set”, añadió.

La otra clave para Higareda fue escoger a Nacho G. Velilla como director, del cual dijo que era “ideal” para tejer los hilos sentimentales y humorísticos desde los que se organiza la cinta.

“Para la comedia se necesita cierto tecnicismo y él es muy técnico trabajando. En los ensayos nos deja probar todo. ‘Improvisa, haz lo que quieras, porque cuando lleguemos al set vamos a llegar a filmar y se acabó'”, explicó.

Higareda se reservó el papel de Lucy, una maestra “comprometida con los alumnos, ‘nerd’ (cerebrito), que cree que hay que educar a los alumnos bien porque son el futuro del país”.

“Pues, oh sorpresa, se encuentra con un maestro que es todo lo contrario, que ni siquiera es maestro. Es un delincuente que se está haciendo pasar por maestro, al cual no le importan los alumnos ni las clases, que sube los pies al escritorio”, afirmó al detallar la relación de amor-odio entre Zequi y Lucy.

La cinta juega con los recuerdos que el público tiene sobre su paso por la escuela y la actriz indicó que de niña era muy aplicada y “súper matada” en los estudios.

“Luego entré a la preparatoria y me sentaron atrás (de la clase) y cuando a uno le sientan atrás empieza a echar mucho relajo”, rememoró entre risas.

Con la intención de abrirse camino en Hollywood, la mexicana protagonizará junto a Joel Kinnaman (“Suicide Squad”, 2016; “RoboCop”, 2014) la serie de ciencia-ficción de Netflix “Altered Carbon”, que definió como un proyecto “muy potente”.

Este show televisivo, que adaptará la novela homónima de Richard Morgan, toma como premisa un futuro en el que las almas humanas pueden ser digitalizadas y transferidas de un cuerpo a otro. EFE (I)

Publicidad