Ecuador. Martes 6 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Muere a los 90 años Dario Fo, el satírico premio Nobel de Literatura en 1997

16/12/2012 Perugia, Dario Fo in occasione del Corso di Teatro tenuto alla Libera Università di Alcatraz

El dramaturgo y actor italiano Dario Fo, premio Nobel de Literatura en 1997, falleció hoy a los 90 años en un hospital de Milán, donde se encontraba ingresado desde hace unos días por problemas respiratorios, según los medios de comunicación italianos.

Publicidad

Fo nació el 24 de marzo de 1926 en el pequeño municipio de Sangiano, provincia de Varese (norte), y, aunque estudió pintura y arquitectura, es principalmente reconocido por su faceta de dramaturgo, lo que le supuso el Nobel de Literatura en 1997.

Durante su carrera estuvo acompañado por su esposa, la actriz Franca Rame, quien murió en 2013, con la que conformó un binomio intelectual consagrado esencialmente a un teatro político y satírico con el que narraron los problemas de la sociedad de su tiempo.

Durante su larga trayectoria ha publicado más de cien obras teatrales, que él mismo interpretaba y numerosos libros.

El último que publicó en septiembre trataba sobre la figura del científico Charles Robert Darwin, “Darwin ma siamo scimmie da parte di padre o di madre?” (Darwin, ¿somos monos por parte de padre o de madre? y que contenía preguntas sobre el origen de la vida y estaba ilustrado con sus dibujos.

También en el libro que publicó poco antes de cumplir 90 años, “Dario e Dio” (Darío y Dios, Ed.Guanda), en el que dialoga con la periodista Giuseppina Manin, el premio Nobel se interrogaba sobre la religión y la espiritualidad desde un punto de visa irónico y satírico, características que siempre han definido sus obras.

En 1969 estrenó una de sus obras teatrales más aplaudidas e influyentes, “Mistero Buffo” (1969), en la que aborda algunos pasajes bíblicos al estilo de los juglares medievales.

En 1970 presentó otra de sus obras maestras, “Morte accidentale di un anarchico” (1970), en la que rememora la extraña muerte del partisano Giuseppe Pinelli, que en 1969 se precipitó desde una ventana de la Jefatura de Policía de Milán, donde estaba detenido.

Su activismo político fue especialmente relevante en los convulsos Años de Plomo, entre los setenta y los ochenta, cuando creó la organización “Soccorso Rosso Militante” para proporcionar asistencia legal a los militantes de la izquierda encarcelados.

En la década de los noventa estrenó “Il papa e la strega” (1990), obra en la que representa a un pontífice autor de una encíclica inverosímil en la que defendía la liberación de la droga, el control de la natalidad o el regreso de la Iglesia a la pobreza.

Los dardos de Fo van en todas direcciones, desde la defensa de la desobediencia civil en “Aquí no paga nadie” a la historia alternativa del descubrimiento español de América en “Isabel, tres carabelas y un cascabel”.

En los años de los Gobiernos de Silvio Berlusconi sus espectáculos y monólogos estaban dirigidos a ridiculizar al mandatario con su habitual sarcasmo.

Fo también destacó por su pintura, sobre todo en la última etapa, con sus “falso Picasso” o, de nuevo, causando polémica por el retrato que hizo de la actual ministra para las Reformas, Maria Elena Boschi, y que se subastó para financiar al Movimiento Cinco Estrellas (M5S) de Beppe Grillo al que el dramaturgo apoyaba con fuerza. EFE

Publicidad