Ecuador. Jueves 8 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Juan Villoro: “Me impresiona mucho la misoginia de los intelectuales”

BARCELONA, 31/10/2016.- El escritor mexicano Juan Villoro ha estrenado en el Teatre Romea de Barcelona la obra "El filósofo declara", una pieza donde somete a juicio la figura del intelectual, que históricamente ha tenido, según ha dicho a Efe, un perfil "muy machista" y que puede llegar incluso a "una misoginia que me impresiona mucho". EFE/Alejandro García

Barcelona, (EFE).- El escritor mexicano Juan Villoro ha estrenado en el Teatre Romea de Barcelona la obra “El filósofo declara”, una pieza donde somete a juicio la figura del intelectual que, históricamente, ha tenido un perfil “muy machista” y que puede llegar incluso a “una misoginia” que le “impresiona mucho”.

Publicidad

“Si piensas en los filósofos de la ilustración, casi todos se casaron con floristas, amas de casa o amas de llaves”, recuerda Villoro en una entrevista con Efe. “Tenían una visión muy subordinada de la mujer, pero a la vez escribían sobre los derechos del hombre, sobre la igualdad y sobre la libertad”.

“He visto a varios pensadores que tienen una relación casi de esclavitud en casa por parte de sus mujeres”, ha comentado el autor, en cuya obra se entrevé “una sátira del hombre de gran inteligencia que necesita una especie de esclava” a la que parasitar.

“El filósofo declara”, que estará en el Romea hasta el 11 de diciembre, ha sido descrita por su director, el también mexicano Antonio Castro, como “un western filosófico”.

“Hay una rivalidad muy fuerte entre dos personajes que han sido amigos toda la vida pero que se encuentran por última vez”, explica Villoro.

“Es una especie de ‘duelo al sol’, como cuando en los western un pistolero llega a un pueblo y desafía a otro pistolero, aunque en este caso todo se da a través de la argumentación”, señala el autor.

Sin embargo, la obra incorpora a un tercer personaje, la mujer de uno de ellos, que “es más sabia y por ello renunció a la filosofía. Ella no necesita lucirse, no necesita esta exhibición del conocimiento. Se pone en segundo plano y desde ahí ejerce su filosofía”, apunta Villoro.

“En el teatro, me gusta mucho que dentro de la obra haya alguien que tú sientas que está viviendo lo mismo que tú como espectador, que llega a una situación de chifladura y excentricidad”, ha explicado el autor, que por ello introduce a un segundo personaje femenino, Clara, la sobrina de uno de los filósofos.

La obra mezcla el drama con la comedia: “Creo que una de las cosas más difíciles de lograr en el arte es expresar emociones que se muestran opuestas, cuando te conmueve algo que al mismo tiempo sabes que es cómico”, asegura el autor, quién ha remachado: “la mezcla de las emociones es algo muy importante en cualquier manifestación artística”.

De padre filósofo y madre psicoanalista, Juan Villoro creció en un ambiente “donde todo tendía a lo abstracto y a lo racional”, si bien admite que las relaciones familiares “están hechas de emociones”.

“El filósofo declara” es una obra que el autor mexicano escribió en 2009 y que ahora se estrena en la capital catalana, ciudad con la Villoro tiene una estrecha relación: “es mi segunda casa, con lo cual estrenar la obra aquí es muy emocionante”.

Sobre sus otros proyectos, Villoro avanza que actualmente está escribiendo “El vértigo horizontal”, un libro sobre la Ciudad de México, que “es una ciudad absolutamente caótica que parece desafiar el entendimiento humano”. El escritor también trabaja en “un relato personal”, una historia “sin ficción” que será una mezcla entre memoria y crónica. EFE (I)

Publicidad