Ecuador. Jueves 8 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Juliette Binoche recibe premio Women in Action

a actriz Juliette Binoche (i) posa con la directora Isabel Coixet (d), a su llegada al acto en el que recibe el I premio Women in Action!, una iniciativa de la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA) y Movistar que premia el trabajo en favor de la igualdad de género en el audiovisual, esta noche en Madrid. EFE/Víctor Lerena

Madrid,  (EFE).- Bajo la premisa “Esto no va en contra de los hombres”, la actriz francesa Juliette Binoche recogerá hoy en Madrid el premio Women in Action, un galardón que recibe como reconocimiento a su trabajo a favor de la igualdad de género en el sector audiovisual.

Publicidad

Y “hay que decirlo, es importante”, enfatiza a Efe Binoche, porque para ella esta lucha no conlleva un “feminismo feroz”, sino que es su manera de explicar a la gente que hay una “necesidad de demostrar e introducir lo femenino en este mundo”.

“La madre naturaleza nos enseña que no podemos constantemente estar destruyendo y conquistando el planeta sin que haya consecuencias”, puntualiza la ganadora de un Óscar por “The English Patient”.

Con este discurso femenino, que no feminista, la intérprete será la primera en recibir este galardón concedido por la Asociación de mujeres cineastas y de medios audiovisuales y la Fundación Telefónica. Y lo hará tras la clase magistral que impartirá la cineasta española Isabel Coixet, con la que la actriz francesa trabajó en “Nadie quiere la noche”.

El jurado de Women in Action ha decidido reconocer a Binoche por su conciencia de que “la igualdad de género debe ser la regla y no la excepción” y su contribución al cambio con la creación de la productora We do it Together, donde también cuentan con la colaboración de la española Penélope Cruz.

Una iniciativa que ha puesto en marcha junto con otras mujeres y hombres para impulsar proyectos de cine y televisión que “empoderen a las mujeres”, porque se trata de una actriz y productora “convencida” de que en el mundo “ha reinado la energía masculina” y se “ha dejado de lado lo femenino”.

Una situación en la que el cine tiene mucho que ver: “El mundo del cine es importante porque entra en la casa de la gente, en su conciencia, en su memoria. Creo que las películas deberían de entrar en ese mundo femenino para que cambie el mundo, para que no sea el final de nuestra historia”.

Y qué significa lo femenino en el mundo del cine. Según Binoche (París, 1964) es “entrar en zonas que asustan, una zona escondida, en la sombra”. “Y entonces lo femenino significa emociones que no hemos vivido, que no hemos enseñado”, agrega. Por lo tanto, expone, lo que la mujer “puede dar” al cine es “otra manera de percibir las cosas”.

Pero, tal y como enfatiza, también ha sido testigo de cómo “algunos directores” dicen que las mujeres “no tienen el poder de los hombres”, que “no sabe dirigir”: “¡Miren en la Historia cuantas directoras o científicas hay!. No olvidemos que la educación desempeñó un papel muy importante y necesitamos paciencia”.

En este sentido, si lo “masculino no mira a lo femenino”, no se podrá “cambiar” y se seguirá viviendo en un “mundo animal, el de la conquista, el poder, la posesión, el de yo llevo toda la razón”.

Un “movimiento” necesario para que haya “transformación” en todos los sectores, incluido en el audiovisual.

“Los hombres y las mujeres estamos más cerca de lo que pensamos, pero por supuesto hay discriminaciones y diferencias que no se pueden aceptar, como los salarios o los privilegios que se dan a los hombres. Pero también debemos saber que hay diferencias y que como mujeres no podemos pedir lo mismo que los hombres, porque tenemos otra forma de vivir las cosas”, expresa.

Binoche reconoce también que se necesita “más ayuda” por parte de las mujeres, porque “en algunos casos” éstas tiene una “forma de pensar muy masculina”.

“La evolución será individual -concluye- pero no significa que cada uno lo haga por su lado. Es la madre la que se ocupa del niño, pero con unas viejas ideas arcaicas que dicen que lo masculino es lo fuerte y lo femenino, débil. Necesitaremos tiempo para cambiarlo, pero es posible”. EFE

pmv/ram/agf

Publicidad