Ecuador. Domingo 11 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

García Bernal: Hace falta más poesía en la política

En esta foto del 10 de enero del 2016, Gael García Bernal posa tras ganar el Globo de Oro al mejor actor en una serie musical o de comedia por "Mozart in the Jungle", en Beverly Hills, California. García Bernal coprotagoniza la apuesta chilena al Oscar "Neruda", dirigida por Pablo Larraín, que se estrena en Estados Unidos el 16 de diciembre. (Foto por Jordan Strauss/Invision/AP, Archivo)

NUEVA YORK (AP) — Gael García Bernal ve muy oportuno el estreno de “Neruda” en Estados Unidos, un país que cree podría beneficiarse de un poco de poesía, sobre todo tras la elección de Donald Trump como presidente.

Publicidad

“La poesía es de alguna forma desarticular para encontrar un bien común”, dijo el actor mexicano a The Associated Press en una entrevista en Nueva York. “Y el discurso, cómo se lo podría llamar, post-neoliberal, que ganó las elecciones en Estados Unidos tiene todo menos poético”.

“La poesía es realmente necesaria como para abrir posibilidades positivas, para el bien común, para la interacción, para la integración también de personas marginalizadas, que entren dentro de la sociedad”, añadió.

En la cinta de Pablo Larraín, la apuesta chilena al Oscar que llega al país el 16 de diciembre, García Bernal da vida a Óscar Peluchonneau, el director de la policía de investigación de Chile a quien el presidente Gabriel González Videla elige para capturar al poeta laureado con el Premio Nobel, fugitivo por unirse al Partido Comunista a finales de las década de 1940.

El actor ha dicho que uno de los elementos que más le gustaron del guion es que plantea cómo la política necesitaba de los artistas.

“Cómo no solo los artistas, cómo los intelectuales, la gente ilustrada, tiene que participar dentro de la política y tenemos que participar, todas las vetas digamos del pueblo tienen que participar dentro de la política, porque se necesita una discusión elevada, pasional también”, explicó García Bernal, y añadió que “la película de Neruda va a salir en un momento donde creo que es indudable que el comunismo y el socialismo … incorporan mucho más la poesía, van más de la mano porque hablan del bien común”.

La entrevista, hecha vía telefónica, se realizó apenas dos días después del fallecimiento del expresidente cubano Fidel Castro, a quien Neruda dedicó un extenso poema en su libro “Canción de Gesta” (“Fidel, Fidel, los pueblos te agradecen / palabras en acción y hechos que cantan, / por eso desde lejos te he traído / una copa del vino de mi patria”, dice un fragmento del mismo).

Al ser abordado al respecto, el astro de la galardonada cinta de Walter Salles sobre el “Che” Guevara “Diarios de motocicleta” se expresó con cautela.

“Siempre siento que es un poco injusto tener que traducir a Fidel en pocas palabras, siendo tan vasto lo que se puede decir, y tan interesante que es además la comparación o la crítica, el sentimiento encontrado que uno puede expresar con todo lo que está sucediendo”, dijo.

“Creo que el proceso correcto de lo que de alguna manera tiene que suceder para que alguien hable acerca de Fidel digamos, de la situación cubana en general, es como abrirse realmente a una crítica tenaz acerca de los logros y las derrotas, pues, de la revolución cubana, … y luego ver desde qué perspectiva lo decimos también, porque cuando por ejemplo mucha gente de forma muy tajante y muy radical dice, ‘bueno, los cubanos no tienen libertad’, ¿desde qué punto de vista lo está diciendo?”, agregó. “En el sexenio de (el presidente mexicano Felipe) Calderón hubieron más de 60.000 muertes, por ejemplo, que puede ser un número mucho más grande de los que hubieron en toda la dictadura cubana, de Fidel”.

“Requiere un momento en toda Latinoamérica realmente de una introspección digamos seria, interesante, de este proceso emancipatorio del cual, si nosotros hubiésemos nacido en aquel entonces, hubiésemos sido parte completamente, porque no había nada más apasionante que la Revolución Cubana”.

___

Publicidad