Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ha muerto el Prelado del Opus Dei, Javier Echevarría

Javier Echevarría.

Roma, 12 dic (EFE).- El prelado del Opus Dei, el español Javier Echevarría, que falleció hoy en Roma a los 84 años a causa de una insuficiencia respiratoria, fue el segundo sucesor al frente de la organización católica después del fundador, José María Escrivá de Balaguer.


Publicidad

Nació en Madrid el 14 de junio de 1933, cursó estudios de comercio en San Sebastián, y en 1948 ingresó en el Opus Dei, una de las principales organizaciones católicas, integrada por unos 90.000 miembros, la mayoría de ellos laicos.

Echevarría se doctoró en 1953 en Derecho Canónico por la Pontificia Universidad Angelicum de Roma.

En 1954 finalizó los estudios eclesiásticos en el Colegio Romano Sanctae Crucis y en 1955 se doctoró en Derecho Civil por la Universidad de Madrid y por la Pontificia Universidad Lateranense de Roma; también hizo cursos de especialización en el Tribunal de la Rota Romana.

En el Opus Dei mantuvo una estrecha relación con el fundador, san José María Escrivá de Balaguer, del que llegó a ser su “custodio” o secretario personal y con el que viajó por toda Europa para impulsar el desarrollo de la institución.

Ordenado sacerdote el 7 de agosto de 1955, Echevarría pasó, en 1956, a formar parte del Consejo Directivo del Colegio Romano de la Santa Cruz, puesto que desempeñó hasta 1961.

Con anterioridad, entre 1960 y 1964, fue profesor de Teología Moral en los colegios Romano de la Santa Cruz y Romani di Santa María.

En 1962 fue nombrado comisario de la Sagrada Congregación de Religiosos, en Roma, y en 1966 accedió al cargo de consultor del Consejo General del Opus Dei, en el que permaneció hasta 1975.

Ese año, y tras la muerte de Escrivá de Balaguer, fue designado secretario general de la Opus Dei, en sustitución de Álvaro del Portillo, que accedió al puesto de presidente general de la institución.

En 1981 el Papa Juan Pablo II le nombró consultor de la Congregación para las Causas de los Santos y, desde 1982 desempeñó el cargo de vicario general de la Prelatura Personal de la Santa Cruz y del Opus Dei.

Tras la muerte de Álvaro del Portillo, el 23 de marzo de 1994, Echevarría, asumió la dirección del Opus Dei durante el período transitorio hasta la celebración de las elecciones para la elección de Prelado.

Propuesto para cubrir la vacante, Javier Echevarría fue elegido en el puesto de Álvaro del Portillo en abril de 1994, en primera votación.

El 21 de abril de ese año, Juan Pablo II nombró a Echevarría prelado de la Prelatura Personal del Opus Dei y el 21 de noviembre, le nombró obispo y le asignó la sede titular de Cilibia (jurisdicción de tipo personal, a diferencia de la que ejercen los obispos diocesanos, de carácter territorial).

El 6 de enero de 1995 recibió la consagración episcopal de manos de Juan Pablo II en la basílica de San Pedro.

El 13 de marzo de 2013, Javier Echevarría manifestó su “incondicional reverencia y obediencia” al nuevo papa Francisco, y expresó su “completa adhesión” al pontífice.

Como prelado del Opus Dei era también Gran Canciller de la Universidad de Navarra y de la Universidad Pontificia de la Santa Cruz.

Consultor de la Congregación para el Clero, era miembro del Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica

Participó, por designación del Papa, en la Asamblea General del Sínodo de los Obispos sobre América (1997) y Europa (1999), así como en la Asamblea General Ordinaria de 2001 y 2005, en esta última por designación de Benedicto XVI.

Fue autor de numerosos libros y artículos de espiritualidad. Entre sus obras destacan: “Memoria del beato Josemaría” (2000); “Itinerarios de vida cristiana” (2001); “Para servir a la Iglesia. Homilía sobre el sacerdocio” (2001) y “Getsemaní. En oración con Jesucristo” (2005).

El Opus Dei tiene su sede principal en Roma y cuenta con universidades, escuelas de negocios, escuelas primarias y secundarias, escuelas profesionales, residencias universitarias, hospitales y residencias para miembros numerarios, repartidas por más de 60 países. EFE