Ecuador. lunes 25 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Residente lanza su disco “más real y preciso” tras más 10 años con Calle 13

Foto; Darba Culture

San Juan, 31 mar (EFE).- Tras casi dos años viajando por el mundo conociendo su perfil genético, recogiendo historias y sonidos, el rapero puertorriqueño Residente lanza hoy su primer disco en solitario, el cual describe en entrevista con Efe como “el más real y preciso” que ha grabado en sus más de diez años de carrera.


Publicidad

A nivel sonoro no es el más orgánico, pero sí el más real y preciso. Todos los sonidos son de esos países, los tambores, las voces, cualquier cosa que suene es que provino de ese lugar”, dijo René Pérez Joglar, conocido como Residente, sobre su álbum homónimo, el primero que lanza en solitario después de una década con el grupo Calle 13.

El disco, que incluye la colaboración del premiado dramaturgo de origen puertorriqueño y primo de Residente, Lin-Manuel Miranda, y que también prepara en inglés para llegarle al público anglosajón, se creó mediante una prueba de ADN que el rapero boricua se hizo para conocer su historial genético.

Los resultados de la prueba impulsaron a Residente a empaparse con información histórica, política y social de Siberia, China, Rusia, África y Puerto Rico.

Debido a su carácter impulsivo, según cuenta en un documental que dirigió como parte del proyecto, Residente visitó varios países, desde donde creó la música del disco a través de las historias que recogía de sus habitantes, de los cuales también grabó coros para sus respectivas canciones.

El artista, ganador de 25 Grammy Latinos, comenzó su travesía, según cuenta en el documental, “en la región más fría”, Kyzyl, en el sur de Siberia (Rusia), de donde ostenta el 6 % de su sangre, de acuerdo con el resultado genético.

Residente prosiguió su travesía al Cáucaso donde el artista se inspiró para escribir “Guerra” por los conflictos en ducha región e incluyó varios tambores regionales, así como el panduri (guitarra) de Georgia.

Tras su paso por el Cáucaso, el artista boricua se movilizó a China, donde nació la canción “Apocalíptico”.

En China, de donde proviene el 6 % de su sangre, Residente rompió los esquemas musicales de la Ópera de Pekín para la grabación del tema, del que también agregó dos órganos, uno en el Temple Church de Londres y el otro, en el Palau de la Música en Barcelona para darle un toque apocalíptico de lo que podría ser el futuro del mundo.

Y de China, pasó, como según resalta en el documental “al principio de la evolución humana, el continente más saqueado de Europa, África”, de donde proviene el 10 % de su sangre.

Su paseo por el continente africano arrancó en Burkina Faso, al noroeste, y de donde provino Thomas Sankara (1949-1987), un militar conocido como el “Che Guevara africano”, quien creía en la revolución armada contra el imperialismo y el capitalismo, y así Residente inspirarse en escribir “La sombra”.

Luego de Burkina Faso, Residente prosiguió su camino a los otros países africanos Niger y Ghana, en este último el cantante compuso “Milo”, nombre de su hijo y a quien le dedica el tema, el cual según contó se inspiró de un sueño que tuvo.

La travesía de Residente culminó donde inició su vida: Puerto Rico. Aquí escribió “Hijos del cañaveral”, que incluye los coros de su hermana, “iLe” (Ileana Cabra), ganadora de un Grammy en la categoría de Mejor Álbum de Rock, Urbano o Alternativo.

De la isla caribeña se inspiró en la historia política, desde el proceso colonizador, pasando por la etapa estadounidense y luego destacó las luchas de los independentistas, entre ellas, la Masacre de Ponce, la “Revuelta de Jayuya” y el ataque nacionalista al Congreso en Washington DC, el 1 de marzo de 1954. EFE

(I)