Ecuador. viernes 24 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Robert Capa, la leyenda del fotoperiodismo ya tiene una muestra permanente

Robert Capa.

Desde fotografías en blanco y negro de la Guerra Civil española a temas más ligeros, como retratos de enamorados. Todo eso se recoge en la primera muestra permanente del mundo dedicada al legendario fotógrafo Robert Capa, que fue abierta hoy en Budapest.


Publicidad

El Centro Robert Capa de Budapest, su ciudad natal, reúne 50 instantáneas de todas sus etapas vitales, en las que se destaca su mirada “humanista” y su “empatía” para captar la esencia de los acontecimientos.

La muestra, titulada “Robert Capa, el fotorreportero”, aspira a crecer en número de fotografías y en profundidad a partir del próximo año para convertirse en un tributo a la altura de su leyenda.

Y es que Capa cubrió cinco conflictos bélicos en menos de veinte años, desde la Guerra Civil española, en la que tomó partido por la República, hasta Indochina, donde perdió la vida en 1954 al pisar una mina. Tenía 45 años.

“En Bilbao las sirenas aullaban su aviso. Un largo trompetazo al avistar a los invasores por los aires. Tres toques cortos cuando estaban justo encima. Cuando sonaban tres toques, tres toques histéricos, las calles quedaban vacías. La policía disparaba para apresurar a los rezagados hacia los sótanos” (Robert Capa)

Esta fotografía del miliciano anarquista Federico Borrell García cayendo al suelo abatido por un disparo en la Guerra Civil Española es una de las imágenes más icónicas del siglo XX (Robert Capa)

Reconocido como el padre del fotoperiodismo, Capa llevó su conocido credo de “si tu foto no es buena es porque no te has acercado lo suficiente” hasta el punto de participar en el desembarco de Normandía, en Omaha Beach, junto a las tropas estadounidenses.

Aunque famoso por sus fotografías bélicas, la muestra recoge también instantáneas en las que parejas se besan ante la Torre Eiffel de París, y otras que capturan la vida cotidiana en diferentes partes del mundo.

Robert Capa previo al desembarco de Normandía.

La muestra ofrece fotografías de todas las etapas de Capa, desde el primer encargo, en Dinamarca, donde fotografió al líder comunista León Trotski en 1932, hasta sus últimas instantáneas en Indochina antes de morir.

La selección “quiere presentar el humanismo y la empatía de cómo se acercaba a sus temas”, explica a Efe Vivien Boronyák, gestora de los programas del Centro, que recordó la idea de Capa de estar lo más cerca posible de lo que se quiere retratar.

Las instantáneas proceden de la colección de 937 fotografías que el Estado húngaro compró al Centro Internacional de la Fotografía (ICP) de Nueva York en 2008, institución depositaria de buena parte de su archivo y fundada por Cornell Capa, hermano del reportero.

No se encuentran en la muestra los iconos de Capa -el republicano español alcanzado por una bala o las imágenes más memorables del desembarco de Normandía-, porque algunas de ellas se encuentran cedidas por el centro en una gira por Italia.

“En la muestra se pueden ver también fotografías tomadas antes o después de las más conocidas”, asegura Boronyák.

De esta manera, por ejemplo, se exponen varias fotografías tomadas en las trincheras de diferentes frentes de la Guerra Civil, como el de Córdoba (sur) o el de Madrid.

El triunfo del Frente Popular en las elecciones generales de España en 1936 (16 y 23 de febrero de ese año), dio paso a la existencia de la República, y fue el punto de partida, al propio tiempo, para que las fuerzas contrarias a tal forma de gobierno –particularmente los falangistas- comenzaran a agruparse alrededor del General Francisco Franco quien, cuando se produjo el alzamiento de las tropas de Marruecos en contra del Gobierno del Frente Popular, se trasladó a África y se puso al frente de la campaña militar hasta la consecución de la victoria, en 1939, que le llevó al poder (Robert Capa)

La idea es que estas primeras 50 fotografías sean la semilla de un futuro museo en el que se presente la obra de Capa en toda su amplitud, en bloques temáticos y con ayuda de tecnología interactiva.

Capa, nacido como Endre Friedmann abandonó Hungría en 1931 y una vez instalado en Berlín inició estudios de periodismo y trabajó en la agencia Dephot.

Aquí recibió su primera cámara, una Voigtlander 6×9, un obsequio del también húngaro György Kepes, famoso artista que en aquellos tiempos experimentaba con técnicas de vanguardia y que colaboró con los más destacados personajes de la Bauhaus, como Walter Gropius o László Moholy-Nagy.

Capa fue uno de los fundadores de la agencia Magnum, conocida por la calidad de sus trabajos y que se ha convertido en un referente del fotoperiodismo. EFE

Foto EFE

Visitantes observan imágenes en la inauguración de la exposición ‘El reportero gráfico Robert Capa’, que exhibe el trabajo del fotógrafo húngaro Robert Capa (1913-1954), hoy, martes 27 de junio de 2017, en el Centro de Fotografía Contemporánea Robert Capa, en Budapest (Hungría). La exposición se realiza entre el 28 de junio y el 31 de diciembre de 2017. EFE