Ecuador. lunes 25 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Elena Arias: liderando el comercio internacional en Guayaquil

Guayaquil.- El número de mujeres en altos cargos ejecutivos a nivel mundial sigue siendo escaso. Las mujeres encabezan sólo el 4% de las 500 empresas en el índice Standard& Poor’s 500. 


Publicidad

Pero, hay indicios de un cambio en la mentalidad patriarcal de la sociedad, que están permitiendo equiparar los géneros en los puestos de más alta responsabilidad.

Una buena noticia para el Ecuador es que una mujer como Elena Arias de Portés (Milagro, 1951) haya asumido en junio de este año la Presidencia de la Cámara Ecuatoriano Americana de Comercio, Guayaquil (AMCHAM), luego de cuatro años en la Vicepresidencia de la misma.

Elena, quien es madre de dos hijos y abuela de tres nietos, hizo sus estudió secundarios en Estados Unidos y se graduó de la New York University, inició su carrera en la banca y cuando tenía 25 años tomo la decisión de regresar a vivir al Ecuador porque se le presentó la oportunidad de trabajar en el Banco de Londres y América del Sur y la aceptó.

Elena: “De allí ya siguió mi carrera aquí en el Ecuador, estuve diez años en esa banco asumiendo roles importantes, como la subgerencia, luego estuve en el otro lado del escritorio, estuve diez años también en la Dirección Financiera Administrativa de Abbott Laboratorios, en la Subgerencia General, en gerencias generales de algunas empresas  multinacionales y luego aporté al desarrollo de empresas locales, llevo cuarenta años en eso.”

“Este año”, dice Elena, “yo asumí la Presidencia de la AMCHAM, la Vicepresidencia la asumió otra mujer, Nery Meregildo, de Neymer Corporation, y la Tesorería, Luisa Fernanda Amador, del Citibank. Entonces la plana mayor o el comité ejecutivo de la Cámara está compuesto por mujeres y esperamos que cada una de nosotros demos lo mejor, creo que el directorio permitió esta circunstancia, no por el hecho de ser mujeres sino, por que teníamos toda la capacidad para dirigir adecuadamente la cámara”. 

LaRepública: “¿A qué aspectos le va a dar usted mayor relevancia en su administración?

Elena: “Yo creo que el hecho de que el  Ministro de Comercio Exterior, Pablo Campana, haya sido enfático en señalar que para el estado ecuatoriano es importante un acuerdo comercial con Estados Unidos, nos da una pauta para dirigir nuestros esfuerzos a apoyar, fortalecer cualquier acción en este sentido del gobierno o por parte también de la Embajada Americana, para lograr esa negociación bilateral con Estados Unidos, porque eso está casualmente ligado con nuestra visión, ser la Cámara binacional líder por ofrecer a sus socios servicios innovadores y de calidad, para la generación y fortalecimiento bilateral con EEUU, en el marco de una permanente articulación público-privada. Ésa es nuestra razón de ser y lo hacemos a través de estimular la inversión, el comercio, la innovación, la transferencia tecnológica y científica, y el fomento de un entorno empresarial sostenible entre Estados Unidos y Ecuador. Todas nuestras acciones van dirigidas a eso.

LaRepública: “¿Cómo realizan ustedes estas actividades?”

Elena: “Nosotros trabajamos por medio de comités enfocados a fortalecer nuestra visión y misión, que son unos diez comités dedicados a temas como Facilitación del Comercio, que tiene que ver con todos los trámites burocráticos no sólo del Ecuador  sino de Estados Unidos, siempre tenemos conferencistas, estamos al día en todas las nuevas formas de poder exportar a Estados Unidos, de importar de Estados Unidos. Otro comité es el de Desarrollo y Liderazgo, que tiene que ver con todo lo que es la persona, como justamente la empresa es sostenible por medio de su gente y cómo podemos incidir en eso. Ahí también lo hacemos por medio de conferencias, talleres, convenios, liderados por este comité, para trascender también en ese propósito.

El otro comité que se está creando en este nuevo periodo es el Tributario, cuyo objeto es analizar todos los temas de tributación. Tenemos importantes expertos en el tema y eso también le aporta a los socios. El otro que hemos visto de interés y de importancia, más que nada para Guayaquil, es el Comité de Turismo, ver cómo nosotros también nos involucramos, porque creo que tenemos una ciudad que es el motor de la economía, que debe mantenerse el turismo aquí, de convenciones, de congresos, y de ese sector, tenemos algunos socios de los principales hoteles de la ciudad y en otras actividades que tienen que ver también con turismo, y estamos creando este comité para poder dar apoyo al turismo, a ver como se sigue adelante con una ruta aportando a la ciudad de Guayaquil, que tiene el Buró de Turismo y Convenciones liderado por Gloria Gallardo. Los comités son nuestro principal ente de trabajo.

LaRepública: Me llamó mucho la atención que usted también ha sido presidente de la ACE, la Asociación Cristiana de Empresarios.

Elena: “Yo soy miembro del Directorio actualmente, pero sí fui Presidente de la ACE, que es miembro de la UNIAPAC a nivel mundial, la Unión Internacional de Empresarios católicos, donde tuvimos la oportunidad de incidir en el desarrollo de valores en los empresarios, que es lo que queremos lograr por medio de nuestra vocación de empresarios,  y donde se lograron definiciones más claras de ACE en el medio ecuatoriano y en el nivel mundial, donde siempre incide porque forma parte del Consejo Ponfiticio  del Vaticano. El año pasado tuve la oportunidad de estar con el papa Francisco en un congreso de UNIAPAC. Actualmente estoy en el directorio de Hogar de CristoEl poder dar apoyo en cosas trascendentes ha sido siempre lo que yo busco”.

LaRepública: Usted que es tan buena administradora, ¿qué consejo le podría dar a los emprendedores?

Elena: “Lo que hay que tener en mente es un principio de austeridad, todo líder de una empresa tiene que preguntarse:  ¿esto yo lo necesito o lo quiero? Si lo necesito lo hago, pero hay que analizar esa posibilidad, porque la verdad es que estamos en una era del consumismo bien fuerte”.

(F)