Ecuador. lunes 25 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“Mi carrera de director es autocreada, dice Matt Dillon

Matt Dillon foto Emol.com

Santiago de Chile,  (EFE).- “Mi carrera de director es autocreada, porque todos me consideran solo como un actor”, afirmó hoy el intérprete, director y guionista estadounidense Matt Dillon, quien se encuentra en Chile en el marco del Santiago Festival Internacional de Cine (Sanfic13).


Publicidad

Dillon, quien interpreta a Jack en la nueva película de Lars Von Trier “The House That Jack Built” (2017), reveló este viernes a la prensa que en su faceta como realizador debió “aprender todo de nuevo”.

“Nací para ser actor y me gusta hacerlo, pero hay otra parte que también significa mucho para mí, que es crear mis propios filmes”, señaló el protagonista de “Drugstore Cowboy” (1995).

El artista, quien arrastra más de 30 años de historia en el cine, debutó como director en “City of ghosts” (2003), una cinta que escribió, protagonizó y le costó seis años terminar.

“Me tomé el tiempo, no tuve mucho apoyo al principio, pero seguí con mi pasión, mi creencia y mis ganas de seguir adelante. Me siento orgulloso de ese trabajo, que no fue perfecto, pero sí un viaje”, dijo.

Dillon confesó su “decepción” por la distribución que tuvo la obra de su autoría en ese entonces, así como los escasos reconocimientos que recibió por ella.

Nunca más tuve una oferta para dirigir después de eso, porque cuando eres actor, no piensan en ti como un director. Es entendible”, lamentó.

No obstante, se mostró “satisfecho” de formar parte del 5 % de los actores estadounidenses que “pueden vivir de lo que les apasiona”, tras haber formado parte de más de 50 películas a lo largo de su vida.

El artista, que prepara actualmente un documental acerca del músico cubano Francisco Fellove, aseguró hoy que aprendió de su último mentor Lars Von Trier (Anticristo) “lo que funciona y lo que no” al conducir una producción.

“La mejor oportunidad para un actor es trabajar con un director que tenga una visión. Eso es lo que todos buscamos, grabar con alguien que tenga algo que decir, una voz única”, sostuvo.

Dillon, quien además ha colaborado con otros directores de la talla de Francis Ford Coppola, Arthur Penn y Gus Van Sant, desveló que su papel de asesino serial en “The House That Jack Built” es “uno de los más oscuros” que ha hecho.

El icono juvenil por su participación en “Over the edge”(1979), en la que se inició con solo 15 años, arribó este viernes por primera vez al país suramericano como invitado especial a la decimotercera edición del Sanfic, que lo homenajeará con una retrospectiva de siete de sus más reconocidos filmes.

El ganador de un Globo de Oro y un Óscar por su papel en Crash (2004) encabezará el sábado un conversatorio abierto a todo público, en el que espera compartir sus experiencias con otros actores y directores chilenos.

“He visto la industria del cine transformarse varias veces. La forma de ver películas ahora es diferente, todo eso ha cambiado el negocio, pero una buena historia siempre lo será. La naturaleza humana no cambia”, advirtió.

En su opinión, Hollywood es un mercado que no da cabida a propuestas arriesgadas, lo que dificulta que directores independientes o con temáticas variadas “den el salto”.

El actor, que evitó abordar temas de género o referirse al polémico presidente estadounidense, Donald Trump, recalcó que nunca se interesó por “ser una gran estrella”, sino que “vive cada día” para “interpretar personajes como si fueran reales”. EFE

vb/mc/nrp