Ecuador. domingo 19 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Historia del creador de la Mujer Maravilla llega al cine 

Rebecca Hall en el papel de Elizabeth Marston, de izquierda a derecha, Luke Evans como el doctor William Marston y Bella Heathcote como Olive Byrne en "Professor Marston and the Wonder Women”. La película presenta la heterodoxa creación de la Mujer Maravilla que se basó en las investigaciones de Marston sobre sexualidad y género así como en su propia familia: un trío que crio armoniosamente a cuatro hijos. (Claire Folger/Annapurna Pictures via AP)

NEW YORK (AP) — Superman y Batman nacieron como hermanos en 1938 y 1939, respectivamente. Pero el profesor de psicología William Moulton Marston tenía aspiraciones más grandes y progresivas para su propio cómic.


Publicidad

“Honestamente, la Mujer Maravilla es propaganda psicológica para el nuevo tipo de mujer que debería, creo, gobernar al mundo”, dijo Marston cerca del lanzamiento del personaje en 1941.

Posiblemente los ideales de empoderamiento femenino que Marston quería que la Mujer Maravilla representara, como lo han atestiguado muchos de los eventos recientes en Hollywood y otras partes del mundo, no han avanzado tanto como él y su esposa y colega feminista Elizabeth Holloway habrían esperado. Pero 76 años más tarde el dominio mundial sí ha llegado para la Mujer Maravilla.

A unos meses de que “Wonder Woman” de Patty Jenkins se convirtiera en un éxito de taquilla mundial, y convirtiera a Jenkins en la primera cineasta mujer en encabezar una película de tal magnitud, la historia detrás de la heroína del lazo de la verdad también ha llegado a la pantalla grande.

“Professor Marston and the Wonder Women” de Angela Robinson, estrenada por Annapurna Pictures el viernes pasado, tiene una historia fascinante: la creación de la Mujer Maravilla a manos del librepensador Marston (interpretado por Luke Evans) y su heterodoxa familia. Marston vivía con Holloway (Rebecca Hall) y Olive Byrne (Bella Heathcote), una investigadora que se mudó con la familia en 1926. Eran un trío que crio armoniosamente a cuatro hijos.

Los Marston estaban influenciados por las primeras feministas y por las sufragistas. La tía de Olive, Margaret Sanger, acuñó la frase “birth control”, o en español método anticoncentivo, y abrió la primera clínica de control natal en Estados Unidos.

Por su parte Marston estudió género, comportamiento y sexualidad y sus descubrimientos se filtraron a la Mujer Maravilla. También llevó imágenes de “bondage” (la práctica sexual de juegos con cuerdas) a los primeros comics. El lazo de la Mujer Maravilla, que obliga a la gente a decir la verdad, era una versión del detector de mentiras que Marston ayudó a cear.

Cuando Robinson (“D.E.B.S.”, ”Herbie: Fully Loaded”, ”The L Word”) se encontró con la historia detrás de la única superhéroina que la ha cautivado, quedó impresionada.

Me volvió loca, literalmente no podía creer la historia”, dijo Robinson. “Me obsesioné por completo”.

Gal Gadot en una escena de “Wonder Woman” que se estrena el 2 de junio de 2017 en una imagen proporcionada por Warner Bros. (Clay Enos/Warner Bros. Entertainment via AP)

La historia también ha sido notablemente relatada por la autora Jill Lepore en “The Secret History of Wonder Woman”. Pero este ha sido un proyecto de pasión para Robinson por una década, dice, mucho antes de que la película de “Wonder Woman” fuera una realidad.

Hall llegó inicialmente al proyecto de Robinson luego que ella misma buscó los derechos del libro de Lepore. El deseo de Robinson de hacer la película, dijo Hall, era enorme.

“Ella quería hacer un romance sobre tres personas llenas de amor y esperanza”, dijo Hall. “Es bastante valiente tratar de hacer una película convencional de romance en la que le pides al público que acepte que verdaderamente está pasando entre estas tres personas y no solo pedirles que lo acepten sino que lo apoyen”.

“Professor Marston” se filmó a finales del año pasado cuando muchos presuponían que Hillary Clinton estaba a punto de ganar la presidencia. En un principio Robinson temía que las ideas de la película pudieran estar “pasadas de moda” cuando se estrenara.

“Lo que me sorprendió para empezar es lo contemporánea que es la historia”, dijo Robinson. “Los Marston estaban adelantados a su tiempo y aún siguen adelantados a su tiempo”.

En una conferencia de prensa en 1937, Marston declaró que las mujeres gobernarían algún día el mundo. The Associated Press retomó la historia y publicó artículos a nivel nacional reportando: “El gobierno femenino es declarado un hecho”.

Inicialmente Robinson tuvo sentimientos encontrados sobre las enseñanzas de Marston, pero ahora “he llegado a amarlo”, dijo. Lo que más le convenció fue el libro de Marston de 1928 “Emotions of Normal People”. Publicado mientras era profesor en Columbia (y antes de que la desaprobación a su vida familiar arruinara su carrera), Marston afirmaba que lo que muchos consideran “anormal” en las relaciones y el sexo es bastante natural.

“En el fondo su mensaje era sobre amor y sobre ser honesto contigo mismo”, dijo Robinson. “La primera frase de ‘Emotions of Normal People’ es: ‘¿Eres normal?’ y eso me impactó. Él mismo estaba lidiando con el significado de esto”.

La respuesta del público a esta película de presupuesto y promoción modestos fue muy distinta a la de “Wonder Woman” de Jenkins. “Professor Marston” recaudó 737.000 dólares tras estrenarse en 1.200 pantallas, pero sus realizadores creen firmemente en la importancia de la historia detrás de la superheroína.

“Su historia parecía ser metafóricamente tan importante para tantas otras cosas, como la historia del feminismo en el siglo XX, el modo en que cambiamos la forma en la que revisamos las relaciones convencionales y los valores familiares”, dijo Hall. “Hay demasiado en esta historia”.

Robinson dijo estar conmovida por la película de Jenkins pero también triste porque una película de gran presupuesto protagonizada y dirigida por mujeres siga siendo hoy una rareza.

“Siento que no solo las mujeres sino que los hombres están realmente desesperados por encontrar nuevas ideas, un nuevo mensaje, no lo mismo de siempre”, dijo Robinson. “Es el momento perfecto para examinar las ideas y los ideales, a la gente detrás de esto que todos crecimos amando, pero también de algunas maneras dando por descontado, sin saber que existe esta increíble historia de amor y estos librepensadores radicales que la conjuraron con sus vidas”.

___