Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Zapatero escoge al sucesor

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, ha pedido a la Ejecutiva Federal del PSOE que proponga en la reunión del comité federal de mañana a Alfredo Pérez Rubalcaba como candidato a la presidencia del Gobierno para las elecciones del año que viene. Zapatero ha asegurado ante los barones del PSOE, con los que está reunido en la sede federal del PSOE, que Rubalcaba, vicepresidente primero y ministro del Interior, es  “su candidato” y “el mejor candidato posible”, informa El Pais.


Publicidad

Zapatero ha nominado así a Rubacaba como su candidato y espera escuchar inmediatamente la posición sobre esa propuesta de todos los barones presentes en la reunión. Fuentes de la dirección del PSOE aguardan que la mayoría de los barones suscriban sin problemas la posición del líder del partido. Y, por tanto, que mañana ratifiquen este plan ante el Comité Federal. Las mismas fuentes subrayan que cuando se conozca hoy, al final de la jornada, el balance de cuantos barones respaldan la propuesta de Zapatero quedará muy patente que una gran mayoría suscribe la tesis de que Rubalcaba es la mejor apuesta de cartel electoral en estos momentos y que los apoyos hacia la ministra Carme Chacón eran más teóricos que reales.

Esta posición de partida de Zapatero, que había prometido hasta ahora que sería neutral, no quiere decir formalmente que se anule la convocatoria de las primarias. De hecho eso no va a suceder. El Comité Federal de mañana abrirá oficialmente el calendario para que se presenten los candidatos que quieran, que tendrían que recabar las firmas necesarias o el aval del 30% de los 220.000 militantes al corriente de pago. No es nada probable que eso ocurra, sobre todo tras conocer el posicionamiento inicial de Zapatero.

Zapatero rechaza así la celebración de un congreso para elegir a su sustituto, tal y como había propuesto el lehendakari Patxi López, con el argumento de que ocuparía un tiempo y unas energías que no le parecen convenientes cuando lo que los ciudadanos esperan son propuestas y respuestas a la crisis económica, y no tanto un debate sobre la renovación del proyecto ideológico de los socialistas. En su lugar ha apostado por una conferencia política. El propio Zapatero acaba de mencionar en su primer intervención ante los barones del partido que se hará esa convención, aunque no ha precisado su fecha. Podría ser antes del verano.

Las fuentes socialistas no han aclarado cómo se afrontará, ni si se afrontará, el proceso de primarias que estaba previsto ni la fecha en la que se celebraría la conferencia política que prefiere el presidente del Gobierno en lugar del congreso.