Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Matan a prima de exsenadora Piedad Córdoba en Colombia

Una líder de comunidades desplazadas por la violencia, y prima segunda de la ex senadora Piedad Córdoba, fue asesinada a tiros en Medellín, elevando a más de 40 los muertos de representantes de desplazados desde inicios del 2002.


Publicidad

Ana Fabricia Córdoba, de 51 años, fue asesinada de dos disparos por un pistolero que la atacó dentro de un bus que transitaba por Medellín, 250 kilómetros al noroeste de Bogotá, dijo el general Yesid Vásquez, comandante de la policía metropolitana de Medellín. La mujer fue herida mortalmente en la cabeza y cuello.

El oficial dijo que la dirigente denunció en mayo por presuntas amenazas a manos de “combos” o grupos armados ilegales dedicados principalmente al narcotráfico en Medellín que querían que abandonara su casa en la barriada de Santa Cruz, al noreste de esa población.

Sin embargo, Córdoba “se negó a los estudios de seguridad” de la policía para eventualmente otorgarle escoltas, informó el comandante policial.

El asesinato fue condenado por al vicepresidente Angelino Garzón, encargado del tema de derechos humanos en el gobierno. “Este gobierno reafirma su compromiso con las víctimas y sus derechos y advierte a los delincuentes que casos como el de Ana Fabricia no quedarán en la impunidad”, dijo 

El grupo no gubernamental Comité Metropolitano de Derechos Humanos, dijo tener el convencimiento que en el asesinato “tienen responsabilidad unidades policiales y de sicarios al servicio de estos”.

La denuncia del grupo “es muy grave” por lo cual la haría llegar a la fiscal Morales, y al general Oscar Naranjo, director de la Policía Nacional, dijo el vicepresidente.

La líder comunitaria había sido desplazada hace unos 10 años por la actividad de grupos armados de la región bananera de Urabá, noroeste del departamento de Antioquia, cuya capital es Medellín, luego de que asesinaran a su esposo.

El crimen de Córdoba, que también trabajaba por la reparación de las víctimas del conflicto armado interno colombiano, es el décimo contra un líder de los campesinos que reclaman sus tierras desde que Juan Manuel Santos asumió en agosto de 2010.