Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Brotes de soja alemanes causaron contaminación mortífera

 


Publicidad

BERLIN (AP) — Los brotes de soja alemanes sí causaron el brote de E. coli que ha matado a 31 personas y enfermado a más de 3.000, anunciaron los investigadores el viernes después de rastrear la bacteria de los pacientes internados a restaurantes y fincas agrícolas.

Reinhard Burger, presidente del Instituto Robert Koch, el centro nacional alemán para el control de las enfermedades, dijo que la pauta del brote había producido evidencias suficientes como para llegar a esa conclusión, aunque ningún examen de brotes de soya de una granja orgánica en Baja Sajonia había dado resultados positivos a la presencia de la cepa de E. coli causante del brote.

“De esta manera fue posible precisar epidemiológicamente la causa del brote”, dijo Burger en una conferencia de prensa con los titulares del Instituto Federal para Evaluación de Riesgos y la Oficina Federal para Protección al Consumidor.

La conclusión se obtuvo después que un panel de los tres institutos vinculó grupos de enfermos con 26 restaurantes y cafeterías que habían recibido productos de la granja orgánica.

“Fue como una novela policial en la que había que descubrir al asesino”, comentó Helmut Tschiersky-Schoeneburg, de la agencia de protección al consumidor.

“Estudiaron los menús, los ingredientes, revisaron las cuentas y fotografiaron diferentes comidas, que mostraron a los enfermos”, dijo Andreas Hensel, titular de la agencia de evaluación de riesgos.

Burger afirmó que todos los brotes de soja contaminados podrían haber sido consumidos o botados, pero advirtió que la crisis no ha pasado.

Hensel agregó que las autoridades levantaban la advertencia a los pepinos, tomates y lechuga.

Rusia accedió a levantar su prohibición a la importación de vegetales europeos, y los agricultores españoles, que se habían perjudicado por la crisis cuando los europeos rechazaron los vegetales, respiraron aliviados.

Norman Noah, profesor de epidemiología de enfermedades infecciosas en la Facultad de Higiene y Medicina Tropical de Londres, dijo que los culpables suelen ser identificados solamente mediante evidencias epidemiológicas debido a que los alimentos contaminados han desaparecido cuando los científicos empiezan a recoger muestras.

La granja en las afueras de Bienenbuettel a la que se culpó por el brote fue cerrada el jueves y se ordenó el retiro de todos sus productos.

 

Copyright 2011 The Associated Press.