Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ataque a edificio gubernamental en Irak; 9 muertos

 


Publicidad

BAGDAD (AP) — Milicianos lanzaron el martes un complejo ataque contra un complejo del gobierno al noreste de Bagdad, que comenzó con un coche bomba en el exterior y siguió con hombres penetrando el perímetro del edificio. Nueve personas murieron, incluyendo al menos tres de los asaltantes.

Nadie reclamó de inmediato la responsabilidad del ataque en Baquba, pero tuvo el sello de al-Qaida en Irak. El asalto generó además cuestionamientos sobre lo preparadas que están las fuerzas de seguridad iraquíes para proteger el país, en momentos en que las tropas estadounidenses se aprestan a retirarse para finales del año.

“El objetivo de un ataque así es crear más caos y obstaculizar cualquier intento de avance en el país”, dijo Abdulá Hasán, un miembro del consejo provincial que iba a asistir a una reunión en el edificio el martes por la mañana. Dijo que la reunión iba a comenzar aproximadamente una hora después de que comenzó el ataque, pero había sido aplazada.

El ataque en Baquba, 60 kilómetros (35 millas) al noreste de Bagdad, comenzó cuando un atacante suicida hizo estallar su coche bomba a la entrada del complejo, dijo un comandante del ejército iraquí que está a cargo de la provincia de Diyala.

El general Dhiaa al-Danbos dijo que otros dos atacantes resultaron muertos en el patio que rodea el edificio del gobierno provincial, mientras que una tercera persona ingresó al edificio y abrió fuego.

El portavoz del ministerio de Defensa, general Mohamed al-Askari, le dijo a la televisión estatal que de los cuatro milicianos solamente uno logró penetrar al edificio.

El atacante que ingresó al edificio mató a tres civiles en el área de la recepción antes de resultar herido por fuerzas de seguridad.

Imágenes de televisión obtenidas por The Associated Press de una estación local mostraron al menos tres cadáveres en el piso de la recepción. Habría pedazos de vidrio regados en el suelo.

En una declaración emitida después del ataque, las fuerzas armadas estadounidenses dijeron que ayudaron a las tropas locales con apoyo de helicópteros.

El complejo alberga varios edificios, que servían como sede a las oficinas centrales del consejo provincial y la oficina del gobernador.

El ataque se produjo mientras el gobierno iraquí y facciones políticas están analzando si le piden a Estados Unidos que deje algunos de sus 47.000 soldados en Irak después del plazo del 31 de diciembre de 2011.