Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Tildan la derrota de Berlusconi como “la primavera italiana”

 


Publicidad

ROMA (AP) — Tras muchos años en el poder del primer ministro Silvio Berlusconi, los votantes italianos le propinaron una nueva derrota al rechazar en referendos varias leyes aprobadas durante su gobierno para reactivar la energía nuclear, privatizar el suministro de agua potable y blindarlo judicialmente.

La votación del fin de semana fue apodada como “la primavera italiana”.

Fue la segunda derrota de Berlusconi en otras tantas semanas tras perder las elecciones municipales en Milán y en Nápoles, sin aclarar si renunciará en breve o se aferrará al cargo.

Tras una clara victoria en los referendos, algo inusual en el país, el diario Corriere della Sera concluyó que Italia contempla “el ocaso de una larga temporada”. “Si las elecciones locales fueran una bofetada en el rostro, esto es un nocáut para la centro-derecha”, agregó.

Giacomo Gemelli, que pasea a los turistas en coche de caballos, dijo mientras esperaba clientes en el Panteón romano: “Quizá ha llegado el momento de que se vaya Berlusconi. Existe un movimiento en Italia. Lo veo por la forma en que se comportan los italianos”.

Con una asistencia superior al 57%, fue la primera vez desde 1995 que fue obtenido un quórum del 50% para convalidad un referendo.

La erosión de la popularidad de Berlusconi ha sido lenta, pero se aceleró en los últimos meses ante el empeoramiento de la economía y los escándalos sexuales de Berlusconi que terminaron en su encausamiento penal acusado de mantener relaciones íntimas con una prostituta menor de edad y usar el cargo para encubrir el asunto. El primer ministro niega haber cometido irregularidad alguna.

Los resultados finales dijeron que la mayoría de los que votaron se inclinaron por derogar dos leyes para privatizar el suministro del agua potable, abolir una ley que revive la energía nuclear y anular la llamada ley del “impedimento legítimo” que brinda un blindaje parcial al líder italiano por enjuiciamientos penales.

Cada referendo fue aprobado con el 95% de los votos, aproximadamente.